CORTESÍA DE MINELLI ATAYDE | @LAAFICION
25 de mayo de 2016 / 03:39 p.m.

La ya famosa regla 10/8 (permiten al club tener 10 extranjeros y ocho nacidos en México) que fue aprobada ayer por los altos mandos del futbol mexicano no dejó satisfecho a Rafael Márquez Álvarez, quien aseguró que con ello ratifican que no confían en el futbolista mexicano, y también destacó que se están fijando en lo económico más que en lo deportivo.

"Es exagerada la cantidad que aprobaron, creo que se necesita un equilibrio y es un poco lamentable", y luego fue contundente y explicó que "hay pocos líderes y miedo por el monopolio, es por eso que el futbol y el país están como están".

Por supuesto, el zaguero defendió la calidad del futbolista mexicano, y destacó que "no hay voz ni voto para el jugador mexicano. No hay un sindicato como en España, Italia o Argentina, aquí debemos seguir ordenes como el pacto de caballeros y no se puede hacer nada".

Enseguida, hizo hincapié en que "esto provocará que no haya jugadores con talento o camadas dentro de las mismas instituciones, y que estas plazas las ocupen extranjeros".

Rafa habló fuerte sobre este tema, y en todo momento mencionó que "prefieren no trabajar al futbolista mexicano, es triste, pero creo que es parte del negocio y buscar la solución para darle oportunidad al mexicano".

Asimismo, reiteró que "siempre me pongo como opción para el día que de pueda hacer algo participar. Hay muchos obstáculos que limitan al jugador, hay miedo de hacer un sindicato fuerte".