5 de febrero de 2015 / 01:09 a.m.

Monterrey.- Los dos reos acusados de asesinar al líder de la delincuencia organizada que estaba recluido con ellos en el penal del Topo Chico, están a disposición del agente del Ministerio Público de homicidios y confesaron que lo victimaron, porque ya los tenía hartos con el cobro de cuotas.

Héctor José García Medina y Alfredo Hernández Ramírez aceptaron y confesaron ser los autores materiales del homicidio de Jesús Borges Ramírez, apodado "El ligue", de 35 años de edad.

Los presuntos homicidas que están recluidos en el penal del Topo Chico, desde el 2013 por diversos delitos, ahora, enfrentan la averiguación previa criminal que les iniciaron por la muerte violenta de "El ligue", quien estaba a disposición del juez primero penal de Guadalupe por robo y delincuencia organizada.

García Medina y su cómplice fueron identificados como responsables del homicidio, horas después de que se reportó el deceso de "El Ligue", quien fue señalado como uno de los líderes que tenía la encomienda de cobrar a cuotas a los reos que ingresan, permanecen o abandonan con libertad el centro penitenciario.

Será en las próximas horas, cuando el representante social resuelva la situación jurídica de los presuntos delincuentes, a quienes se les acumulará una segunda causa criminal por el homicidio que protagonizaron el pasado lunes en el ambulatorio delta del antiguo reclusorio.

Pues, García Medina fue detenido y era procesado por el delito de secuestro agravado, mientras que su cómplice solo tenía pendiente una causa criminal por el delito de halconeo.