notimex
26 de julio de 2015 / 02:24 p.m.

La selección de Uruguay se quedó con la medalla de oro del torneo de futbol de los Juegos Panamericanos Toronto 2015, al vencer 1-0 a su similar de México en la final disputada en el Tim Hortons Field.

El gol del conjunto “charrúa” fue de Brian Lozano a los 11 minutos de juego, para de esa forma hacerse del metal dorado y dejarle la plata al conjunto mexicano, que de paso dejó el título obtenido hace cuatro años en Guadalajara 2011.

Consciente del rival que tendría enfrente, el cuadro mexicano, campeón defensor panamericano, tuvo la propuesta del cotejo con la posesión de la pelota, pero careció de una buena llave táctica para abrir el cerrojo defensivo uruguayo.

“La Celeste”, por su parte, tuvo una oportunidad y la aprovechó en un tiro libre en el minuto 11 en el cobro de un tiro libre en los pies de Brian Lozano, el cual dejó sin oportunidad al arquero Gibrán Lajud, quien llegó tarde para permitir el 1-0.

México insistió, pero a pesar de que tuvo el balón en su poder la mayor parte del tiempo, le costó mucho trabajo generar alguna llegada de peligro sobre el marco de Guillermo de Amores, quien trabajó muy bien con su cuadro bajo.

La idea de Uruguay era aguantar los arribos del rival, para tratar de acabarlo en el contragolpe, sin embargo, tampoco supo llevar bien esa jugada porque el cuadro bajo mexicano bajaba rápido a hacer la cobertura o la paraba en medio campo con falta.

El encuentro mantuvo el mismo ritmo del primer lapso con un cuadro mexicano tratando de ir al frente sin la idea adecuada para abrir el cuadro bajo uruguayo, que realizó una buena marca al ataque del adversario.

El “Tricolor” se encontró con una oportunidad clara en los pies de Jordan Silva, a quien en un tiro de esquina le cayó el balón en los pies que De Amores no pudo contener, pero su remate se fue por un costado de la meta sudamericana.

Al conjunto que dirige Raúl Gutiérrez se le complicó un tanto el panorama con la expulsión de Jordan Silva en el minuto 86 por un codazo innecesario sobre un rival, sin embargo, lejos de afectar al equipo, lo lanzó al frente.

Entonces, México se mostró mejor en los minutos finales y con 10 hombres, por lo que cerró con todo el cotejo en pos del tanto de la igualada, pero lo hizo más con empuje que con el futbol del que careció casi los 90 minutos para superar al cuadro “charrúa”, que le arrebató el título tomó revancha del Mundial sub 17 de 2011.

Aceptable el trabajo del silbante guatemalteco Óscar Reyna, quien estuvo acertado en sus decisiones y amonestó a los uruguayos Ignacio González, Gastón Faber y Brian Loizano, así como a los mexicano Luis López, Marco Bueno y Jordan Silva, a éste último en dos ocasiones para expulsarlo en el minuto 88.