notimex
19 de julio de 2015 / 06:36 p.m.

De forma más que sufrida, la selección mexicana de futbol venció 1-0 a Costa Rica gracias a un polémico penal, marcado de último momento por el árbitro Walter López de Guatemala.

El gol del triunfo fue obra de Andrés Guardado al minuto 120+4, en tiempos extra, a través de la pena máxima.

Con este resultado, México avanzó a semifinales y enfrentará el 22 de julio a su similar de Panamá en el Georgia Dome de Atlanta, en una jornada en que Estados Unidos enfrentará a Jamaica.

Desde el inicio del encuentro, disputado en el estadio Metlife de esta ciudad, ambos cuadros salieron en busca del pase a las semifinales y tanto México como Costa Rica tuvieron algunos acercamientos.

Los dirigidos por Paulo César Wanchope fueron los primeros que tocaron la puerta a los minutos nueve y 12, pero el arquero mexicano Guillermo Ochoa atajó ambos envíos.

México respondió casi de inmediato, al 18 de tiempo corrido, cuando Paul Aguilar disparó de larga distancia, que fue bien rechazado por el portero “tico” Esteban Alvarado.

Al llegar a la media hora de juego, ambos equipos se enfrascaron en una lucha sin sentido en el centro del campo, en búsqueda del error del contrario para poder abrir el marcador.

En el minuto 37, Andrés Guardado efectuó un tiro de larga distancia, que hasta ese momento era la jugada más peligrosa de la primera mitad para el “Tricolor”.

El tiro del jugador del PSV Eindhoven de Holanda causó que los centroamericanos tratarán de reaccionar y en los cinco minutos finales del primer lapso tuvieron varias chances de abrir el marcador.

La última jugada de riesgo de esta mitad llegó cuando, tras un buen contragolpe, Oribe Peralta se quitó a un defensa en el área chica, pero su remate se fue por encima del horizontal.

Ya en la segunda mitad, fue el cuadro de Miguel Herrera el que tomó la iniciativa a través de Miguel Layún (46), Oribe Peralta (51) y Carlos Esquivel (64), quienes exigieron al arquero rival, pero la paridad seguía.

El partido se fue del lado de México, que una y otra vez llegaba con peligro a la puerta de los costarricenses, pero sin concretar el gol de la diferencia y el pase a semifinales.

Los errores de los delanteros “aztecas” tuvieron sus consecuencias y el partido se fue a tiempos extra, con un México al ataque y una Costa Rica que esperaba una oportunidad en contragolpe.

El primer tiempo extra fue otra vez para “el Tricolor”, que seguía sin demostrar su hegemonía sobre el cuadro centroamericano, que al parecer esperaba el final del alargue para llegar a los penales.

Ya en la segunda parte extra, México tuvo su chance al minuto 109, cuando, tras una buena jugada que culminó Peralta, el balón fue casi incrustado en propia puerta por el defensa Giancarlo González, pero al final salió a tiro de esquina.

De inmediato, Costa Rica tuvo su gran oportunidad del encuentro cuando Joel Campbell disparó raso a la portería, pero Guillermo Ochoa tuvo una reacción magnífica para evitar el tanto.

Los minutos pasaban y ya cuando todo mundo esperaba que el encuentro se definiera en penales, el árbitro guatemalteco Walter López decretó, al 120+2, un penal bastante dudoso sobre Oribe Peralta, lo que provocó la ira del cuadro “tico”, cuyos jugadores se precipitaron sobre el auxiliar que lo marcó y el propio silbante.

El encargado de cobrar fue el capitán Andrés Guardado, quien al minuto 120+4 engañó al portero Alvarado para el 1-0 definitivo y el pase a semifinales para el cuadro “azteca”.

El árbitro Walter López de Guatemala tuvo una mala actuación, en la que permitió muchas faltas y nunca estuvo cerca de la jugada, muestra de ello fue el penal.

Amonestó a los costarricenses Junior Díaz, Joel Campbell, Giancarlo González, Dave Myrie José Cubero y Roy Miller, así como a los mexicanos Yasser Corona, Carlos Vela, Francisco Rodríguez, Jonathan dos Santos y Oribe Peralta.