GERARDO SUÁREZ
15 de junio de 2015 / 08:44 p.m.

La rebelión frente al poderoso anfitrión trajo un dividendo que era impensado. México, acostumbrado a crecerse frente a la adversidad, apeló a esa rara costumbre y rescató un empate de 3-3 que le permite seguir con en la pelea dentro de la Copa América.

Matías Vuoso vive un tercer aire en su carrera. El Toro corre como bestia en estado primaveral y se ubica con la precisión de un francotirador. ¿Quién hubiera pensado que el argentino naturalizado se estaría erigiendo como una de las figuras de esta alternativa selección?

El delantero de los Jaguares labró un doblete que permitió a México callar el imponente Estadio Nacional de Santiago. Primero, rematando un balón que Juan Carlos Medina le dejó frente al marco (21’) y, finalmente, anotando el tercer gol del Tricolor (67’) justo cuando Chile lo ganaba y jugaba mejor.

Chile fue un concierto de presión asfixiante. Si bien el Tricolor tuvo sus mejores opciones en la primera mitad intentando presión alta, La Roja ahogó al triple y cada que entraba al área mexicana amenazaba con batir a Jesús Corona.

México abrió el marcador con una buena jugada entre Jesús Corona, Juan Carlos Medina y Vuoso que el ‘Toro’ terminó con un remate dentro del área chica.

Sin embargo, un minuto después Vidal empató el partido al rematar en solitario con la cabeza casi desde el manchón penal.

El combinado nacional intentó reaccionar y consiguió nuevamente irse adelante. Raúl Jiménez se levantó y, con un exacto testarazo, puso el 2-1 y la Selección soñaba. Pero, sobre el final del primer tiempo, Vargas remató también sin marcador, tras un centro de Vidal, para poner 2-2 en el electrónico.

Para el complemento, el anfitrión por fin pudo irse adelante en el marcador. Vidal fue derribado dentro del área y el mismo ‘Rey Arturo’ se encargó de facturar, justo cuando se jugaba el 55’.

Sin embargo, sucedió lo impensado, más después de que a Chile le anularon un gol de Valdivia por fuera de juego. Adrián Aldrete mandó un pase exacto que saltó líneas y encontró a Matías, quien definió ante la salida de Claudio Bravo.

Todavía a La Roja le anularon un segundo tanto por un inexistente off side de Alexis Sánchez. Aunque los anfitriones hicieron hasta lo imposible por convertir el cuarto tanto, todo esfuerzo fue inútil. México salió con vida del duelo que estaba presupuestado que pierda y ahora tiene la mesa puesta para meterse a Cuartos cuando enfrente al colero Ecuador.