15 de enero de 2012 / 05:49 p.m.

Monterrey, Nuevo León.- Con una enorme sonrisa y consentida por su familia, así se mostró la gimnasta Elsa García quien regresó a Monterrey tras su participación en el preolímpico de Londres, donde obtuvo su calificación para los Juegos Olímpicos del próximo verano y para los que incrementará la dificultad en sus rutinas.

A las 21:05 la esbelta figura de la gimnasta mexicana cruzó la puerta de llegadas internacionales para ser recibida por su familia y tras reencontrarse con sus padres y su novio José Carlos Herrera, habló para los medios de comunicación.

“Muy feliz, acabando la competencia hasta ver la competencia fue un uf (hace un gesto como descanso), ¡ya! Se dio (la calificación), todo el trabajo que hay detrás, llevo muchos años buscándolo, hace cuatro no se dio, ahora sí se pudo y no me toca sino trabajar  porque tengo seis meses para estar en la mejor forma posible, rutina y todo”, señaló la gimnasta del regio club.

Dijo que buscará incrementar la dificultad en sus rutinas, ya que no es sencillo competir en unos Juegos Olímpicos.

“Voy a ir a algunas Copas del Mundo, a seguir entrenando en el gimnasio porque hay que sacar dificultades nuevas, porque sí hay mucho trabajo”, indicó.

Descartó alguna lesión en su rodilla derecha y explicó que no estuvo porque quiso prevenir cualquier situación y evitar que la pequeña molestia momentánea se convirtiera sí en una lesión.

 

“En mi rodilla no traigo nada, no es lesión pero sí fue un sustito, porque fue en el último salto de calentamiento, y entre mi terapista, entrenador y yo decidimos que más vale (no arriesgar), porque ya estaba el pase y sí era importante, pero no ameritaba”, expresó.

Junto con García llegó todo el equipo del Regio Club Gimnástico que participó en el preolímpico, entre ella la también gimnasta Ana Lago, finalista en piso, el entrenador Antonio Barraza y el fisioterapeuta Carlos Villarreal.

Martha Cedillo