FOTO Y TEXTO: ISRAEL SANTACRUZ
23 de enero de 2015 / 11:22 p.m.

Monterrey.- Una octogenaria invidente se salvó de morir calcinada, luego de que el tejaban donde vivía se incendió, en la colonia Progreso en Monterrey.

María Esther Torres de 80 años es invidente a causa de la diabetes, se encontraba cocinando en el interior del número 2424 de la calle Pedro Ma. Anaya, en la citada colonia. Sin embargo, en un descuido la mujer derramó aceite, prendiendo éste último y comenzando el siniestro.

Al momento del percance la mujer se encontraba sola, por lo que comenzó a gritar pidiendo auxilio.

Fue un vecino que pasaba por el lugar que escuchó los gritos y corrió al auxilio, aunque tuvo que pedir las llaves a la octogenaria pues la puerta estaba con candado.

Tras abrir la puerta el vecino sacó a la mujer y su silla de ruedas, así como a un cachorro pitbull.

Al sitio arribaron cinco unidades de Bomberos Nuevo León, Protección Civil del Estado y Monterrey, aunque poco pudieron hacer por el tejaban, pues quedó completamente consumido.

A los pocos minutos llegó Cristofh, de 12 años y nieto de María Esther Torres, quien cayó en una crisis de histeria al buscar a su abuela.

En el siniestro no se reportaron lesionados.