RAFAEL RIVERA
18 de agosto de 2015 / 02:51 p.m.

Producto de una riña en un club nocturno, los futbolistas Luis Gorocito y Alejandro Molina han paralizado al futbol mexicano, al encontrarse actualmente detenidos. Los dos jugadores forman parte del Necaxa, escuadra que se ha visto afectada por este suceso, debido a la relación con los futbolistas.

Tras varios días de deliberaciones, la escuadra rojiblanca tomó una decisión sobre el futuro de ambos elementos, la cual dieron a conocer en rede sociales. A través de su cuenta de Twitter, los ‘Rayos’ anunciaron la suspensión indefinida de Gorocito y Molina, hasta que las autoridades definan sus respectivas condenas.

Jugadores de Necaxa