CORTESÍA LA AFICIÓN
30 de octubre de 2016 / 08:26 a.m.

Al finalizar el encuentro entre Monarcas y Necaxa, un aficionado de los Rayos saltó al terreno de juego del Morelos, donde intentó agredir al delantero chileno Edson Puch.

El espontaneó no logró su cometido, pues la seguridad del estadio logró detener al fanático, quien se mostró molesto tras la derrota que sufrieron los hidrocálidos 2-1 ante Morelia.

Luego de este suceso, los directores técnicos, Roberto Hernández y Alfonso Sosa, de la Monarquía y Necaxa, respectiva mente, mostraron su enojo en conferencia de prensa, pues estas circunstancias ponen en peligro la integridad de sus jugadores.

"Es un riesgo que se corre al quitar las mallas, no debe pasar, es lamentable que esto ocurra", mencionó el estratega de Monarcas.

Por su parte, 'Poncho' Sosa dijo que "hay que poner énfasis en este tipo de cosas que han sucedido al terminar el partido, es responsabilidad de todos evitar este tipo de cosas, no podemos salir esta noche como si no hubiera pasado nada, no puedo permitir que delincuentes que entran no sé con qué intención y con complicidad de las autoridades que son los que deberían de poner orden lo saquen del estadio como si no pasara nada; es responsabilidad de todos los que estamos aquí poner énfasis y que ese tipo de gente no regrese al estadio y la gente que debe poner orden que no venga a solapar a delincuentes".

A su vez, el timonel de Morelia solicitó que no castiguen con veto el Estadio Morelos, pues su equipo se encuentra peleando por un lugar en la liguilla y "cerrar el torneo con nuestra afición es algo muy importante para nosotros".