REDACCIÓN | @MMDEPORTESMX
5 de febrero de 2017 / 10:20 a.m.

Marcelo Barovero fue la figura de la noche al realizar un par de atajadas en el encuentro ante el Monterrey.

Sin embargo, el argentino se llevó el reconocimiento del árbitro Fernando Guerrero tras detener a una mano un disparo potente por parte de Jesús Molina. 

El silbante mexicano le guiñó el ojo y chocó los puños con el guardameta tras su increíble atajada a pocos minutos de que se acabara el encuentro en el Estadio Victoria.