ALEJANDRA GONZÁLEZ | @ALEGONZALEZG7
15 de octubre de 2016 / 10:24 p.m.

Tercer partido que Marcelo Barovero juega en el Estadio Universitario y sigue sin conocer la derrota. Hoy defendió los colores del Necaxa al ganar 2-0, y al término comentó que sigue en su memoria la final de la Copa Libertadores que jugó con River Plate el verano pasado.

"Obvio que hay recuerdos, jugamos final pero no me había tocado ganar aquí, eso es lo que uno siempre quiere y hoy se dio, es importante pero más allá de lo individual son los tres puntos", mencionó el argentino al salir de los vestidores.

Cuando el guardameta fue abucheado en todo momento por la afición felina desde cuando salió a calentar y hasta cuando hacía un saque de meta, sin embargo él no se lo toma a mal, destacando que soy cosas del fútbol.

"Soy muy respetuoso con la gente, uno de adentro hacia fuera no va a querer mostrar nada ni entrar en provocaciones".

Necaxa liga 8 partidos sin perder y esta es su segunda victoria consecutiva, llegaron a 19 puntos y están momentáneamente en el sexto lugar de la tabla general.

"Sorpresa no es, nosotros no nos sentimos menos que nadie, respetamos a los rivales que nos tocan. Más allá del plantel de Tigres veníamos con la ilusión de plantarnos y hacer un buen partido.

"A todos nos gusta enfrentarnos a los mejores y en este caso Tigres tiene muy buen plantel y es bueno medirse, es futbol así que puede pasar cualquier cosa, hoy nos tocó ganar a nosotros. La meta es la permanencia.

"Es muy fina la línea entre la permanencia y los puntos que se necesitan para estar tranquilos en la liguilla. Para mí solo hay un objetivo que es la permanencia, ojalá lo logremos, aunque sabemos en este torneo no lo vamos a hacer, hay que seguir trabajando y sumando", finalizó Barovero.