juan lara | @juanlaram7
5 de noviembre de 2017 / 09:43 p.m.

Tras la derrota por la mínima diferencia con Tigres, el entrenador de Necaxa, Ignacio Ambriz aceptó que les faltó ánimo para atacar a los felinos, aunque destacó la solidez defensiva que mostraron por más de 60 minutos.

"Tenemos gente rápida para jugar al contraataque. También enfrente tienes un buen equipo, es la séptima vez que entran a la Liguilla consecutivamente. Nos faltó animarnos más al ataque.

El equipo de Tigres es un gran equipo. Tienen grandes jugadores, se marco la diferencia. Habíamos defendido bien 60 minutos, Tigres después del penalti tiene opciones claras. No nos hubiera gustado perder pero enfrente había un gran rival", señaló el técnico necaxista.

El estratega no quiso hablar sobre la labor del árbitro Adonai Escobedo quien marcó un penal decisivo sobre André-Pierre Gignac.

"No sabría que decirte. No lo he platicado con ellos. Siempre entramos muy caliente al vestuario. No sé si haya sido o no penal", agregó.

AM