JESÚS HERNÁNDEZ
7 de mayo de 2016 / 10:34 p.m.

Necaxa, campeón del ascenso. Los Rayos dieron un paso contundente, sólido, para su vuelta a la Primera División. El partido estuvo lejos de ser una final épica, fue una lucha sorda, de intensidad, y es que Necaxa, mientras se dedicara a ensuciar el juego, salía ganando, pues la ventaja que trajo de Zacatecas era amplia y la manejaron a su antojo.

Los mineros tuvieron de menos tres claras y Yosgart Gutiérrez se vistió de héroe, bajó la cortina y locura en Aguascalientes. Festejo doble, campeonato y cierre de la Feria Nacional de San Marcos. Nadie duerme en Aguascalientes. El Rayo, a 180 minutos del regreso a Primera División.

El marcador en la ida le quitó sabor a la Final. La victoria del Necaxa en Zacatecas le dio la confianza a los locales y la visita salió a atacar, a buscar los goles y dejó espacios, avenidas en su parte baja.

Los Rayos aprovecharon que las líneas rivales estaban divididas y, antes de los primeros cinco minutos, ya habían tirado en tres ocasiones los de 'Poncho' Sosa.

Dos veces de Jair Barraza y un tiro de Gallegos, que fue desviado por la defensa, los necaxistas en cinco minutos pudieron acabar con la final de vuelta. Les costó entrar al partido, pero por ahí del minuto 20 despertó Mineros.

Poco a poco fueron juntándose Yamilson Rivera con Roberto Nurse, pero no hacían daño.

La más clara fue un remate de tiro de esquina que coqueteó con el ángulo de Yosgart Gutiérrez, quien no llegó a ese remate. Luego, Enríquez tuvo un tiro dentro del área, pero a las manos de Gutiérrez.

Rivera, experto en el ascenso, pues en su país jugó varios años con el América de Cali, equipo grande que no ha podido regresar a la élite futbolística, era de los hombres que más aportaban peligro, pero el arco no se le abría.

Cuarenta y cinco minutos de intensidad, de un Necaxa jugando al contragolpe y de Mineros que poco a poco se convertían en presas del pánico, los dos goles que les regresaban la vida no llegaban, el medio tiempo se fue con mucho sudor y sacrificio y nada de goles, dejando las emociones para el complemento.

Mineros mostró otra cara para el comienzo del segundo lapso. A los pocos segundos de que arrancó llegó un tiro de Raúl Enríquez, tenía dirección de gol y se iba anidando en el ángulo izquierdo de Gutiérrez, quien voló para evitar el gol. Paradón del ex Cruz Azul.

Rayas mandó un cambio táctico y puso a Rivera y Nurse como centros delanteros y le generó peligro a los necaxistas. Al 62' llegó un derechazo de Yamilson Rivera y el portero de los Rayos, con manotazo salvador, mantenía en cero su portería.

Ya con menos de 30 minutos para hacer una remontada histórica, Rayas mandó al campo a Sergio Santana, un delantero nato para buscar hacer los goles que les dieran la oportunidad de ir a tiempo extra.

Necaxa aprovechó que Mineros se la jugó con línea de tres en el fondo y buscaba hacer daño mediante latigazos, buscando siempre Barraza y Fernández, el partido no se abrió y la emoción se diluía, el marcador en Zacatecas fue una losa pesada para los visitantes, no pudieron recuperarse de esos dos goles en el Francisco Villa.

Los últimos minutos fueron más de desesperación que de inspiración y Rayos se llevó la Final, dejando paralizada a Aguascalientes. La fiesta no acaba y el miércoles reciben a Bravos de Ciudad Juárez en la ida por el ascenso a Primera División.