RICARDO MAGALLÁN - CORTESIA LA AFICIÓN - @MMDEPORTESMX
10 de agosto de 2017 / 10:12 a.m.

La prohibición impuesta por el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos a las empresas estadounidenses para realizar cualquier negocio o transacción con el futbolista Rafael Márquez y/o sus empresas sería el principal argumento que la firma deportiva presentará para anunciar el retiro de su patrocinio para el capitán histórico de la selección nacional.

El recuento de los daños ha llegado para Márquez Álvarez tras el informe dado a conocer este miércoles por las autoridades estadounidenses en donde se le acusa de lavar dinero del presunto narcotraficante Raúl Flores Hernández a través de nueve de sus empresas, entre las que se encuentra su fundación, una escuela de futbol y una clínica médica.

Como parte de las sanciones impuestas por el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos a Rafael está la cancelación de su visa, el congelamiento de sus cuentas en aquél país y la prohibición para toda empresa estadunidense de hacer cualquier tipo de negocios o transacción con el futbolista o con las empresas relacionadas con él ellos que fueron incluidas en la lista presentada este martes.

Nike, una de las principales firmas deportivas del mundo, ha patrocinado a Márquez, prácticamente, durante toda su carrera y lo ha empoderado como su "carta fuerte" para tener presencia en el mercado de la selección nacional después de perder ante Adidas el contrato por vestir a los equipos tricolores.

Sin embargo, este miércoles todo cambio con el informe del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos. Ese mismo día, los altos mandos de Nike comenzaron a evaluar su relación con Márquez, el caso paso al área jurídica y es probable que hoy mismo se haga el anuncio oficial del retiro del patrocinio para Márquez.

La idea de la marca sea ligada a la figura de un personaje que, de manera oficial, fue acusado de nexos con el narcotráfico, será determinante para respaldar el anuncio.

Nike ha retirado su patrocinio a otros deportistas, como es el caso del boxeador filipíno Manny Pacquiao, quien en febrero del 2016 emitió comentarios de índole homofóbico comparando a los homosexuales con animales. Esta acción orilló a la firma deportiva a romper su relación con el pugilista.

En marzo del 2016, la tenista María Sharapova se quedó sin el patrocinio de la marca de la palomita por su dopaje en el Abierto de Australia.

Otro caso es el del ciclista Lance Armstrong, con quien Nike rompió toda relación en 2013 tras darse a conocer el escándalo de dopaje del ciclista estadounidense a lo largo de su carrera.