CORTESÍA DE Minelli Atayde | @LAAFICION
5 de agosto de 2016 / 03:46 p.m.

Camina por todos los pasillos que hay en el hotel de la selección mexicana Sub 23, algunas veces apresurado, otras no tanto, eso sí, siempre sin aspavientos, podría decirse que hasta intenta pasar desapercibido.

Juan Carlos Osorio se hospedó en el mismo hotel del Tricolor en Salvador de Bahía, al igual que Guillermo Cantú o Decio de María Serrano, pero la mayor parte del tiempo se mantiene al margen del trabajo que hace el entrenador Raúl Gutiérrez con el equipo.

Por eso, fue hasta que el equipo tuvo un tiempo libre cuando se acercó al Potro para intercambiar puntos de vista.

Cerca de la alberca, en donde varios futbolistas se relajaban, luego del trabajo regenerativo del día, el colombiano se acerco al Gutiérrez, quien estaba con el Capi Ramírez Perales, también llegó Cantú, platicaron varios minutos, y luego, Osorio se quedó solo con Raúl.

En esos instantes, varios jugadores se dieron el tiempo de saludar al timonel del combinado mayor. El primero fue Carlos Salcedo, con quien charló varios minutos. Algunos más estrecharon su mano, y luego apareció Hirving Lozano, quien también se quedó ahí por algunos instantes.

Pero al final, solo quedaron Osorio y Raúl, quienes platicaron más de 45 minutos; incluso hubo un momento en el que prefirieron buscar una sombra, el sol estaba pegando fuerte.

Luego, se acabó la charla, cada uno por su lado, Osorio volvió a otras actividades, todas ellas alejadas del trabajo del conjunto.