13 de febrero de 2015 / 03:44 a.m.

Monterrey.- A casi ocho años de que fueron detenidos por su participación en el secuestro y asesinato del niño Fernando Michelle Rojas Olivo, los cinco presuntos responsables ganaron un amparo, en el que las autoridades federales revocaron la sentencias que recibieron en el 2013 y ordenaron que se les emita una nueva resolución.

Víctor Manuel Leura García, José Francisco López Rubio, Pantalón o José Luis Carrera Flores, Ángel y Santos Salazar recibieron la protección de la justicia federal por parte de los magistrados del segundo Tribunal Colegiado en materia penal del Cuarto Circuito.

En noviembre de ese año, dichos acusados fueron condenados en segunda instancia penal con sentencias que van desde los 27 años hasta los 54 años y 6 meses de prisión por los delitos de privación ilegal de la libertad en su carácter de secuestro en su modalidad de pandilla y homicidio calificado.

Pero, con ayuda de sus abogados promovieron amparos directos, en los que se quejaron de que habían sido víctimas de torturas y que los obligaron a confesar y aceptar su responsabilidad, mientras permanecían arraigados en la casa de seguridad.

Tras analizar los alegatos de Leura García y sus supuestos cómplices, los magistrados del Tribunal Colegiado los favorecieron basando su resolución en la nueva ley de amparo, por lo que revocaron dichas sentencias y ordenaron que el juez primero penal de Monterrey emitiera una nueva condena.

Para eso, debe anexar a la causa criminal las constancias que existen del arraigo que se las aplicó en su momento, como presuntos culpables del plagio y asesinato del menor, a quien privaron de la libertad el 27 de mayo del 2007, según la denuncia que presentó su padre.

El niño desapareció, cuando se encontraba ayudando a sus padres en un mercado de abastos de la colonia San Martín y días después su cuerpo fue localizado en estado de descomposición en un despoblado del municipio de Escobedo.