18 de febrero de 2015 / 12:56 a.m.

Monterrey.- Tres estudiantes que en marzo del año pasado fueron involucrados en el secuestro y asesinato de una joven, recuperaron su libertad al recibir sentencia absolutoria por parte del titular del juzgado de juicios para Adolescentes.

Los jovencitos que fueron exonerados de los delitos de homicidio, privación ilegal de la libertad en su carácter de secuestro y delitos contra la salud son: Carlos Alberto, Eusebio y Ángel Adrián Barrón Hernández, quien al momento de los hechos era menor de edad, pero como permaneció un mes arraigado, fue presentado por la Procuraduría de Justicia.

Durante casi un año, los jóvenes y sus defensores buscaron evidencias para acreditar su inocencia en la audiencia pública que se celebró este martes en el referido juzgado y en el cual les resolvieron su inmediata libertad.

Ellos fueron detenidos por elementos del grupo anti secuestros de la Agencia Estatal como participantes en el plagio y asesinato de Andrea Lizeth Pérez González, de 22.

Sin embargo, el abogado de Ángel Adrián, José Ulises García aseguró que durante la audiencia pública el Ministerio Público no demostró la responsabilidad de los acusados, porque la investigación se basó en informes imprecisos de los ministeriales que realizaron la detención.

Agregó que los investigadores estatales dijeron olvidar las circunstancias que los llevó a la detención de los menores y trataron de evadir los cuestionamientos que les hizo al igual que el Ministerio Público en base al informe que elaboraron el día que los sometieron, porque supuestamente tenían mariguana y un arma de fuego en su poder.

La jovencita despareció el 3 de marzo del año pasado y el 28 de ese mismo mes su cuerpo fue encontrado en estado de descomposición en un baldío de la colonia Moderno Apodaca II.

Por esos hechos, también fueron detenidos los adultos Carlos Yahir Barrón Hernández, Juan Antonio Gómez Acosta y Carlos Israel Cepeda Garza, quien era novio de la víctima, y actualmente están a disposición del juez penal de San Nicolás.

FOTO: Archivo

REDACCIÓN