ROBERTO FLORES
17 de agosto de 2016 / 03:13 p.m.

En Pachuca saben muy bien que ante Tigres tendrán el partido más complicado del torneo, lo han estudiado bien y vendrán con el objetivo de mantenerse como uno de los líderes de la competencia.

Raúl López, quien llegó para este Apertura 2016 como refuerzo habló de las fortalezas de los felinos y la forma en que intentarán anularlos este sábado en la cancha del “Volcán” en duelo de la jornada 6.

“Tigres es un equipo muy ordenado, que gusta de tener el balón por largos periodos de tiempo; debemos ser veloces para desdoblar y contundentes al frente”, dijo el casaca 6 de Pachuca.

El “Dedos” está muy contento de cómo lo ha recibido la afición hidalguense y espera que los resultados se mantengan así por más tiempo.

“Estamos muy satisfechos con nuestra afición; la forma en que nos alentaron el pasado duelo ante Pumas fue motivante. Queremos darles una alegría más ante Tigres”, expresó el ex jugador del Guadalajara.

Por su parte el portero Óscar Pérez, con pasado auriazul, también está consciente de que enfrentará a una delantera que si bien no ha explotado todavía en el torneo cuenta con elementos muy, pero muy peligrosos.

“Se trata de un rival difícil que en casa se hace bastante fuerte, pero vamos con la confianza firme y con nuestros argumentos claros, sobre todo tener mucho cuidado con sus delanteros, que aunque han marcado pocos goles son de gran calidad y muy peligrosos”, indicó el “Conejo”.

Pachuca llega a este juego con una racha de ocho encuentros sin ganar en el Universitario desde el Clausura 2011, de los cuales seis son de calendario regular y dos de Liguilla, anotando apenas 6 goles y recibiendo 20 de los universitarios.