ROBERTO FLORES - @BETOFLORES67
26 de mayo de 2016 / 07:32 p.m.

Monterrey sigue sin poder vencer al Pachuca en este torneo, pero la derrota de anoche por la mínima diferencia en la Ida de la Gran Final es un resultado que no le disgustó para nada a su entrenador.

Un solitario gol,de Franco Jara al minuto 60', además de una polémica decisión arbitral al no marcar un penal claro en contra del Monterrey, escribieron la historia del primer capítulo de este duelo por el campeonato, el cual se definirá este domingo a las 20:36 horas en el nuevo estadio albiazul.

Ante un escenario lleno hasta las banderas, con más de 32 mil aficionados que esperaban un espectacular enfrentamiento entre los dos mejores equipos del torneo.

Además la intensa lluvia fue un factor importante, sobre todo conforme fueron avanzando los minutos por la cancha mojada que se convertía en un peligro para los porteros.

Pachuca, como se esperaba, salió decidido a buscar un gol rápido para manejar mejor el duelo, en tanto que Monterrey esperaba agazapado, como una fiera que aguardaba el momento indicado para atacar a su presa.

La ausencia de Carlos Sánchez la cubrió Antonio Mohamed con Efraín Juárez colocado como volante derecho, apoyando siempre en el dos a uno cuando Hirving Lozano tenía el balón y buscaba desbordar a Hiram Mier que fue el lateral por ese sector.

Fue hasta el minuto 10 cuando se dio el primer aviso tuzo. Franco Jara desbordó por derecha y mandó un centro al que Rodolfo Pizarro no alcanzó a rematar; pero al 14' Edwin Cardona perdonó con un cabezazo desviado estando sin marca en él área.

El partido era entretenido, de ida y vuelta. Al 24' Omar González remató en el área, pero otra vez Jonathan Orozco evitó el daño. Un minuto después Efraín Juárez llegó a línea de fondo, centró de forma adecuada, pero Funes Mori no llegó a tiempo lanzándose de "palomita".
Nuevamente Jona evitó el gol hidalguense al rechazar un disparo de Franco Jara, al 27', quien había aprovechado un resbalón de Ayoví justo en los linderos del área grande.

Era tan buena la marca de Mier y Juárez sobre el "Chucky" Lozano que tuvo que cambiarse de lado y de inmediato provocó que amonestaran a Cardozo.

Justo antes de finalizar la primera parte, el colombiano Óscar Murillo salió lesionado, al parecer un tirón en el muslo izquierdo, y Diego Alonso tuvo que mandar a Aquivaldo Mosquera en su lugar para el complemento, en el cual se esperaba que alguno ya pudiera marcar diferencia en el marcador.

El 'Turco' no hizo movimientos y mantuvo su once inicial, no le corría prisa y parecía estar contento con el 0-0. Situación que los Tuzos querían romper y en la primera jugada estuvieron cerca, pero Urretabiscaya no pudo rematar con claridad dentro del área.

Con la intensa lluvia y los problemas de una cancha mojada, Rayados intentaba hacer un juego pausado, asegurando los pases, en tanto Pachuca quería ser más dinámico, pero caía en muchas imprecisiones.

Al 57' vino una vez más una decisión polémica arbitral, en una clara mano de Efraín Juárez casi en la línea de meta tras un remate de Urretabiscaya que iba a gol, acción que el el árbitro Luis Enrique Santander juzgó que el balón le había pegado en el pecho, algo que protestaron los Tuzos airadamente.

La insistencia local rindió sus frutos al 60'. Erick Gutiérrez envió un centro por izquierda a donde Franco Jara superó la marca de Basanta para de cabeza vencer a contra pie a Jonathan Orozco para el 1-0 que hizo estallar al Estadio Hidalgo.

Con la desventaja, Mohamed sacó a Hiram Mier y mandó en su lugar a Cándido Ramírez, con lo que bajó a Efraín a la lateral derecha y Neri Cardozo fue a volantear por el mismo lado.

Pachuca insistía al frente en busca del segundo, en tanto Monterrey trataba de ir poco a poco adelantando líneas, pero sin profundidad ni claridad, sobre todo por el mal juego que dio Edwin Cardona. Al 73' salió Funes Mori y entró Aldo de Nigris en busca de un juego más de área.

Los minutos transcurrían y la lluvia no cesaba. Mohamed y su equipo estaban sacando un resultado no tan malo y all 86' por poco encuentran el gol, en una jugada de Pabón que roba la pelota y manda un centro que remató De Nigris desviado.

Diego Alonso se la jugó en los últimos minutos al mandar a Ariel Nahuelpán por Rodolfo Pizarro, y al 92' por poco anota el segundo, pero una vez más Jonathan Orozco salvó su marco con una estirada espectacular para mantener el marcador.

Al final, Antonio Mohamed salió contento, incluso haciendo un gesto con el puño derecho como si no hubiera perdido, pues ya había dicho que si perdía por la mínima era un resultado que se podía sacar aquí en el Coloso de Guadalupe.

Ahora queda la Vuelta y para obtener su quinto título el Monterrey tendrá que vencer por dos goles de diferencia a unos Tuzos que vendrán con la intención de llevarse su tercer campeonato de esta ciudad.