Daniel Garnica
19 de agosto de 2015 / 09:49 p.m.

Luego de una serie de 4 partidos al hilo con derrota, entre Liga y Copa; Pachuca regresó a la senda del triunfo al vencer a Mérida con marcador de 4-1. Un resultado que da confianza y motivación para enfrentar el domingo al Puebla.

Se dudó por un momento que el partido se llevara a cabo. La lluvia hizo estragos en el césped del estadio Hidalgo. Al final, el buen trabajo de los cancheros y el drenaje permitió que se escuchara el silbatazo inicial. El rival, el mal paso del equipo y ahora el clima, eran factores para la pobre asistencia.

Con la precaución que conlleva una cancha mojada, ningún cuadro se animaba a ir hacia adelante. Muy pocas llegadas. El tránsito del esférico en el medio campo, nada en plan ofensivo.

Cvitanich tomó la batuta y comenzó a crearse las opciones más peligrosas; un centro de Olvera logró rematar, mal para un delantero de su calidad. Los Venados aprovecharon la que tuvieron y fue por la vía penal al 43, Aldo Polo fue el encargado de incrustarlo en la red.

Una derrota en Copa complicaría aún más el panorama gris que vive Pachuca, por eso se lanzaron sin rienda al ataque. Diez minutos después de iniciado el complemento, Esparza se metió al área, trazó para Guillermo Martínez quien en dos movimientos disparó de zurda y empató el resultado.

Al 61 de tiempo corrido la banda derecha volvió a abrirse para los hidalguenses. Mauro Laínez encaró, centró preciso y con la cabeza Darío Cvitanich marcó su primer gol de la noche.

El segundo llegó algunos minutos más tarde con una asociación magistral por el carril zurdo. Penilla alzó la cara y también el balón para que el delantero argentino llegara sólo a rematar. Tres goles en menos de 20 minutos.

La función terminó por cerrarse con la anotación del juvenil Josué Mercado quien en su primer contacto con el balón, acabó mandándolo a la red y decretando el 4-1 definitivo.

Con este triunfo Pachuca suma 4 unidades en el grupo de Copa que comparte con Cruz Azul, Mérida y Atlante. La siguiente semana visitarán la cancha de los Venados para definir la llave dos.