FOTO Y TEXTO: AGUSTÍN MARTÍNEZ Publicación de Yesenia Eguren.
13 de febrero de 2015 / 03:24 p.m.

Zuazua.- "Vayamos juntos hoy y siempre, Porque a donde tú vayas iré yo, y donde tú vivas, viviré yo".

Es parte de la oración que se imprimió por los esposos José Ángel Barraza y Oriet Karina Eguren.

Ellos se casaron el pasado 31 de enero, y lamentablemente murieron la mañana del miércoles 11 de febrero en la Carretera a Laredo, en Ciénega de Flores.

Tenían ya su hogar en la colonia Real de Palmas, en Zuazua, aunque ella era de Ancón del Huajuco, en el sur de Monterrey, y él de la Unidad Laboral, en San Nicolás.

"(José Ángel) Estuvo muy contento, e incluso estaba muy feliz arreglando su casa, porque compró todo nuevo. O sea, andaban muy felices, es decir, los dos", señaló la madre del joven de 30 años.

José Ángel y Karina unieron sus vidas en la iglesia Santa María Reina de la Paz, que se ubica en la avenida Chapultepec.

Esto ocurrió apenas el pasado 31 de enero. Ellos esperaban tener una nueva vida, llena de esperanza y amor, pero el destino no se los permitió. La recepción fue en el salón El Vergel, de la colonia Buenos Aires.

Decenas de personas, entre familiares y amigos de la pareja, disfrutaron de una bonita fiesta. Desafortunadamente el matrimonio duró sólo 11 días.

De pronto todo cambió en la vida de los dos jóvenes. En un abrir y cerrar de ojos se terminó todo.

Hacía apenas una semana y media que habían festejado en compañía de sus seres queridos.

Existe una fotografía que fue tomada la noche de la boda, apenas el pasado 31 de enero. Llama la atención la tonalidad de la gráfica, así como la posición y el semblante de las personas.

Publicación de Yesenia Eguren.

En su casa de la colonia Unidad Laboral, una mujer lamenta la muerte de su hijo y de su nuera.

Ella describió a José Ángel como un buen muchacho, que se ganaba la vida al volante de un camión de carga, mientras Karina laboraba en una empacadora de alimentos en San Nicolás.

"Tranquilo, o sea, él no era un muchacho que anduviera de vago… no, no. Con ningún problema: Él de su trabajo a su casa. Él no era así, que dijeran, de los que se salen y se van… no, no".

Los cuerpos de los recién casados comenzaron a ser velados la noche del jueves en una funeraria del centro de Monterrey.

Se espera que en el transcurso del viernes les den cristiana sepultura en un panteón que se localiza en los límites de Guadalupe y Juárez.

José Ángel Barraza Araiza y Oriet Karina Eguren Méndez murieron cuando se dirigían a sus trabajos, a las 7:15 horas del miércoles.

El auto Chevy que tripulaban, y que conducía el varón, se impactó casi de frente contra un camión de transporte de personal, que iba vacío, cuando el joven invadió carril contrario al intentar rebasar a otro vehículo.

Hasta la noche del jueves se esperaba que las autoridades resolvieran la situación legal del operador, identificado como Socorro Castillo Lara, de 24 años.