EFE
21 de marzo de 2017 / 03:31 p.m.

El delantero de la selección mexicana de fútbol Oribe Peralta aseguró este martes que no le importa si su país es o no gigante de la Concacaf, porque la meta de su equipo es clasificarse a la Copa Mundial de Rusia 2018.

"A mí no me importa si somos el gigante o no, lo importante aquí es calificar al Mundial y hacerlo de la mejor forma, consiguiendo la mayor cantidad de puntos posibles, entonces, primero debemos de hacer valer nuestra condición como local y después ir a buscar los tres puntos en visita", dijo Peralta, del América de su país.

En Cuernavaca, centro del país, los mexicanos cumplieron este martes su segundo día de concentración para los partidos contra Costa Rica, el próximo 24 de marzo en el estadio Azteca, y Trinidad y Tobago, el 28 en Puerto España, a quienes, según Peralta, se mentalizan para vencer.

"Nosotros estamos pensando en ganar los seis puntos,
así ya nos encaminamos, damos un paso importante a la clasificación y esa es la idea", enfatizó.

Después de dos partidos en el hexagonal final de la eliminatoria para el Mundial de Rusia, México suma una victoria, un empate y cuatro puntos, lo cual lo tiene en el segundo lugar, dos puntos menos que el líder Costa Rica al que tratará de superar el 24 en el estadio Azteca para escalar al liderato.

Hoy, guiados por el entrenador colombiano Juan Carlos Osorio, los mexicanos se entrenaron en condiciones de calor durante hora y media con el equipo completo y luego atendieron a los medios de comunicación.

"Es una eliminatoria nueva, empezamos de cero en el Azteca, queremos comenzar con el pie derecho, ganar los tres puntos para así dar un paso importante a lo que queremos que es la clasificación", dijo el atacante Raúl Jiménez, del Benfica de Portugal.

El jugador pronosticó que Costa Rica será un contrario difícil y México deberá hacer un partido inteligente si pretende salir adelante.

Otro que atendió a los medios este martes, Jonathan Dos Santos, del Villarreal, señaló que el equipo se encuentra junto, contento, con ganas de hacer dos partidos buenos y, alejado de todo en Cuernavaca, está concentrado en ese objetivo.