FOTO Y TEXTO: FRANCISCO CANTÚ
13 de febrero de 2015 / 12:40 p.m.

Santa Catarina.- Aprovechando la oscuridad de la noche, un grupo de hombres armados irrumpieron de manera violenta en un domicilio para asesinar a un hombre y dejar lesionada a su esposa.

Eran los primeros minutos de este viernes 13, cuando un automóvil detuvo su marcha frente al domicilio marcado con el número 1703 de la calle Griega en su cruce con Papal, en la colonia Balcones de Santa Catarina en este municipio.

Dentro de la vivienda se encontraba Juan Alfredo García Alvarado, de 20 años, quien dormía en compañía de su esposa Lizbeth Berenice Arévalo, de 22, y tres de sus hijos, uno de ellos recién nacido.

En las otras habitaciones estaba el resto de la familia, quienes despertaron de manera intempestiva al escuchar que alguien golpeaba violentamente la puerta.

Trataron de levantarse para ver que sucedía, cuando escucharon cuatro disparos y segundo después los gritos de la ama de casa.

De inmediato se trasladaron al cuarto donde se encontraba el matrimonio y observaron a Juan Alfredo desangrándose en su cama, mientras que su esposa Lizbeth sangraba de un pie.

Fue entonces que escucharon que un automóvil se retiraba a toda velocidad de esta zona.

Pidieron el apoyo de una ambulancia de la Cruz Roja Metropolitana, pero a su llegada al domicilio y tras revisar los signos vitales del joven, determinaron que ya había fallecido.

La mujer lesionada fue atendida en el lugar, pero fue llevada a un hospital de la localidad para que recibiera atención médica especializada.

Según informes de los familiares, indican que aunque Juan Alfredo se encontraba desempleado, no contaba con antecedentes penales, sólo mencionaron que fue detenido por la policía municipal de Santa Catarina, presuntamente por estar intoxicado.

Personal de la Agencia Estatal de Investigaciones se entrevistaron con la madre de la víctima mortal y ella mencionó que su hijo no tenía problemas con ninguna persona, por la que dijo desconocer quién o quienes cometieron el crimen.