CORTESÍA LA AFICIÓN
24 de mayo de 2016 / 10:10 a.m.

La nueva regla 10/8, aprobada en la Asamblea de Dueños, permitirá que en cada partido de la Liga MX haya hasta diez jugadores foráneos (entre extranjeros y naturalizados) y ocho nacionales (registrados antes de los 18 años y mínimo un torneo disputado en Liga MX), determinación que Decio de María, presidente de la Federación Mexicana de Futbol, en palabras para La Afición, señaló como "evolución del juego".

A partir del Apertura 2016, un equipo alinearía hasta a 10 no nacidos en México y un tricolor, con 7 paisanos en la banca, dejando a un lado la restricción de los 5 extranjeros que permaneció hasta este Clausura 2016.

Es decir, si tomamos como ejemplo a la última jornada del torneo, la 17, América, en su visita a Ciudad Universitaria ante Pumas, alineó con 6 jugadores no nacidos en México (extranjeros y naturalizados); además, tenía a su disposición en banca a dos foráneos, por lo que la nueva regla le permitirá, a partir del siguiente semestre, excluir a dos mexicanos para acceder al máximo de la regla 10/8.

Misma situación presentaron Tigres y Cruz Azul en su último partido de campaña regular: ambas escuadras exhibieron oncenas con seis futbolistas no nacidos en el país.

En total, 51 naturalizados fueron considerados durante el cierre regular de la competencia, por 52 extranjeros, en contraste con los 203 mexicanos.

Cabe señalar que la regla se estableció como un máximo en las convocatorias para los encuentros durante las jornadas, y dependerá de los cuadros el ocupar su límite de extranjeros a partir del próximo semestre.