1 de marzo de 2015 / 01:02 a.m.

Monterrey.- A pesar de los esfuerzos de las autoridades, los asesinatos no se detienen en Nuevo León y la mayoría ha ocurrido en Monterrey, Santa Catarina y Cadereyta.

En el primer bimestre se presentaron al menos 68 homicidios, de los cuales 34 se dieron en enero y la misma cifra en febrero. La lista la encabezan los fallecimientos ligados con la delincuencia organizada, al presentarse 40 en este rubro. En segundo lugar se ubican los homicidios pasionales, con 5 casos en enero y 4 en febrero, para cerrar con 9 víctimas por este motivo. En el tercer sitio destaca los homicidios en riñas entre pandillas, con 3 decesos en cada uno de los dos meses del año; éstos llaman la atención, toda vez que en años anteriores prácticamente habían desaparecido del mapa. Mientras que en el cuarto lugar se encuentra el de robo con 4 casos, dos en enero y dos en febrero. Personas que fueron asesinadas para o después de robarlas. Los homicidios familiares también se hicieron presentes en el primer bimestre, acumulando tres decesos. Y un total de 6 homicidios fueron ubicados como otros, en ellos destaca la negligencia médica, la legítima defensa, el caso de la alarma con balas que mató a una persona en el municipio de Linares. Dentro de los asesinatos relacionados con la delincuencia organizada destaca el hallazgo de tres cuerpos en el interior de una camioneta en el municipio de Anáhuac.  También es importante señalar que la relación de homicidios por sexo fue de 5 personas de sexo masculino asesinadas por cada fémina acribillada, esto al sumar 56 fallecimientos los hombres y 12 las mujeres. En cuanto a la edad de las personas que fueron asesinadas, entre 20 y 29 años fue el rango con más víctimas, al sumar 24 decesos.

Seguido de las personas que tenían entre 30 y 39 años al momento de ser asesinadas, siendo en este caso 16 los occisos.

Monterrey encabeza la lista con más homicidios: 19 asesinatos, de los cuales 9 de ellos, acreditable al crimen organizado.

Santa Catarina se colocó en el segundo lugar 10, de ellos 8 se adjudican a la delincuencia organizada.

En los fallecimientos ahora destaca el municipio de Cadereyta al ocupar el tercer lugar con siete homicidios, tres por ejecución, uno más pasional, otro por riña y uno por legítima defensa.

Con 6 homicidios cerró Escobedo, 6 Guadalupe, 4 Apodaca, 3 Anáhuac, García, Juárez y Linares.

Bustamante, Ciénega de Flores, Salinas Victoria y San Nicolás de los Garza sumaron un homicidio cada uno. Quizá las estrategias de seguridad han fallado o hace falta mayor atención por parte de autoridades de otras dependencias para evitar más muertes.

FOTO: Ydith Váldez 

MARILÚ OVIEDO