RUBÉN GUERRERO ATILANO
21 de julio de 2016 / 10:10 p.m.

Sin importar la presencia de la nueva regla 10/8 y pese al sobrecupo de extranjeros en la Liga Mx, los cuatro llamados grandes del balompié nacional mantienen en sus filas a futbolistas jóvenes y con la proyección para asumir un rol protagónico el día de mañana. Estos prospectos están registrados en la plantilla estelar y, aunque varía por escuadra su actividad, entran en planes de los distintos técnicos para brillar. Para la segunda fecha del Torneo Apertura 2016, aquí hacemos un recuento.

‘CHOFIS’ LÓPEZ


Luego de un semestre de confirmación, de aporte ofensivo en Chivas, ‘Chofis’ heredó el ‘10’ este semestre y con ello, más responsabilidades en el campo. Todavía no es titular, pero sí recambio recurrente de Matías Almeyda, técnico con el que desea consagrarse: “Me escucha y me da minutos para mostrarme”, resume el novel volante. Con la salida de Omar Bravo, y a sus 21 años, está llamado a ser el líder del ataque rojiblanco.

JESÚS GALLARDO


El arribo a la dirección técnica de Francisco Palencia, en Pumas, abrió la puerta a las camadas más jóvenes de los felinos y entre ellos, para Jesús Gallardo. Es un volante que se desempeña por izquierda, que llega a línea de fondo, que desequilibra y golpea de manera educada el balón. Con Guillermo Vázquez, el juvenil ofensivo (21 años) apenas si tuvo participación, pero como dice el propio jugador, con Paco: “Las cosas son muy diferentes”. Tratará de ganarse un sitio en la competencia con Saúl Berjón y Fidel Martínez por su parcela.

VÍCTOR ZÚÑIGA


Ya sea de mediapunta o como volante por las bandas, Zúñiga le brinda ligereza, peligro y vértigo a favor de Cruz Azul. Tomás Boy lo sabe y no ha dudado en emplearlo, aunque poco a poco, para que el atacante se adapte a la máxima categoría; debutó hace un año. Con La Máquina ya disputó el inicio del AP16, ante Necaxa, como titular y brilló intensamente. Su labor será convencer al técnico y a la afición, de que su talento merece el mérito de la paciencia. Tiene 20 años.

MANUEL PÉREZ


Con todo y su pasado en Pumas, Manuel Pérez no dudó en enrolarse con América en semanas anteriores. El explosivo atacante, de 23 primaveras, terminó contrato con Universidad, y antes de escuchar ofertas para seguir, decidió alejarse del Pedregal. Coapa es su nuevo hogar y pese a que sabe que las oportunidades serán escasas, confía en tener el talento suficiente para representar dignamente lo que significan las Águilas. Dentro de su repertorio se encuentra la depurada técnica individual, una pulcra conducción de balón y el regate.