ILICH VALDEZ  - cortesía milenio | @milenio
22 de marzo de 2017 / 06:24 p.m.

La diputada Jany Robles presentó una iniciativa de reforma y adiciones a la Ley para Prevenir la Violencia en los Espectáculos Deportivos en la Ciudad de México para prohibir la venta de bebidas alcohólicas al interior de los estadios, la cual fue turnada para su análisis y dictamen a las Comisiones Unidas de Administración Pública Local y de Juventud y Deporte.

Durante la presentación de la iniciativa, la diputada del PRI indicó que el deporte en la mayoría de sus expresiones se basa en la actividad física, y en la capital del país es una práctica que se realiza con el fin de ejercitarse, competir y también es un espectáculo que sirve como manera de entretenimiento.

Sin embargo; en algunos espectáculos deportivos, sobre todo aquellos que tienen que ver con fútbol, se venden bebidas alcohólicas, lo cual ha desencadenado algunos actos de violencia, como ha ocurrido en el Estadio Azteca, Azul y Olímpico Universitario.

"En todos los inmuebles mencionados con anterioridad, es común la venta de diversos alimentos y bebidas antes y durante la realización del evento, siendo las bebidas alcohólicas las que predominan. Si bien, en general en el país el asistir a cualquier espectáculo deportivo aún se considera como convivencia familiar; sin embargo, no significa que se esté exento de que ocurran incidentes, y más cuando nos encontramos con individuos que salen de control por el consumo excesivo de alcohol, lo que ha orillado a autoridades locales, a este órgano de gobierno y a particulares dedicados al deporte, a realizar diversas acciones con el fin de prevenir tragedias y preservar la sana convivencia entre familias y aficionados", señaló.

Aseguró que su iniciativa tiene como objetivo principal brindar alternativas a las autoridades y titulares de los establecimientos deportivos, para reforzar la seguridad de las familias y espectadores.

Robles propuso además que la Secretaria de Seguridad Publica, en colaboración con los titulares de los recintos deportivos, instalen detectores de niveles de alcohol (alcoholímetros) y, en caso de que algún aficionado exceda el límite, se prohíba su ingreso al inmueble.

"El deporte es sinónimo de salud, de tal manera que vender bebidas alcohólicas en un espacio dedicado al deporte se contradice con la lucha que se realiza para tener una sociedad libre de vicios, que la seguridad de los aficionados que asisten a espectáculos deportivos es parte primordial de las políticas públicas de un buen gobierno", añadió.

"De tal manera que en la presente iniciativa propondremos la prohibición de vender todo tipo de bebidas alcohólicas al interior de los recintos deportivos, primordialmente porque en la actualidad los aficionados llegan al recinto horas antes del inicio del evento y esto provoca el exceso en el consumo de bebidas alcohólicas, lo cual se hace patente durante y después del espectáculo, cuando puede provocar en algunas ocasiones riñas o agresiones. Además , con esta medida, estaremos abonando a favor del combate a las adicciones, porque el deporte es sinónimo de salud, de tal manera que el que vendan bebidas alcohólicas en un espacio dedicado al deporte se contradice con la lucha que se realiza para tener una sociedad libre de vicios. Con esto también se busca contribuir a favor de la salud de los habitantes de la Ciudad de México".

El fenómeno de la violencia en algunos inmuebles donde se presentan espectáculos deportivos no es nuevo; aunque su control y erradicación es una tarea conjunta de autoridades de gobierno y deportivas, sin que ninguna parte se deslinde.