CORTESÍA DE Edgar González | @LAAFICION
20 de septiembre de 2016 / 10:14 p.m.

En duelo donde los goles y la lluvia fueron una constante, el Puebla de La Franja dio una bocanada de oxígeno puro en el tema porcentual, al vencer por marcador de 3 goles por 2 a los Tiburones Rojos del Veracruz, en la aduana que dichos conjuntos sostuvieron la noche de martes en la cancha del estadio Cuauhtémoc.

Encuentro donde los Camoteros debieron remar contra la corriente para conseguir una victoria importante en sus aspiraciones, siendo los Escualos los primeros en tomar la delantera, cuando al 20 en el reloj, un toque filtrado al área para Daniel “El Keko” Villalva, lo dejó en mano a mano con Campestrini a quien fusiló para el 0-1.

Situación que no minó en el ánimo de los blanquiazules, que poco después, encontraron el tanto del empate, mismo que al 38 surgió en un cobro de tiro libre, mismo que en tres cuartos, fue perfectamente bien ejecutado por el goleador Matías Alustiza, que con potencia y colocación, venció el vuelo de Edgar Meliton Hernández decretando así el 1 a 1.

Cifra que en un abrir y cerrar de ojos volvió a inclinarse a favor de los jarochos, que con un penalti dudoso, en el que Cristian Campestrini se vio involucrado con Villalva, el árbitro central, Francisco Chacón, decidió decretar la sanción, que en una segunda oportunidad, tras la repetición por invasión, fue validada al 42 por Gabriel Peñalba que sentenció el 1 por 2.

Obligados a irse con todo al frente, los poblanos tocaron con insistencia la puerta, siendo Damián Escudero el que dejó su disparo al poste al 44, instante que abrió el espacio al remate de Jerónimo Amione que sucumbió ante el rechace del guardavallas Hernández, que sólo prolongó la agonía.

Y es que apenas un minuto después, al 45, un empujón sobre Patricio Araujo en el área veracruzana, fue señalada como penal, que ya en la reposición, fue ejecutada por el propio “Chavo” Alustiza, que con engaño total, definió el 2 a 2 que dejó todo pendiente para la parte complementaria.

Sin embargo, antes de irse al descanso, Veracruz se quedó con diez tras la expulsión directa de Alan Zamora, que en reclamo e intento de agresión hacia un contrario, se ganó el cartón rojo, dejando a los suyos en inferioridad numérica, lo que a la postre terminó por pasarle factura a los pupilos de Pablo Marini.

Justo en el complemento, cuando se jugaba el 65 en el cronómetro oficial, en un cobro de tiro de esquina por cortesía de Damián Escudero, en la escena apareció por sorpresa el central uruguayo, Robert Herrera, que con certero remate, coronó el 3 por 2 para el Puebla que extendió el saldo hasta el final del compromiso.

Con dicho resultado, La Franja llega a doce unidades, mientras que los Tiburones se quedan en nueve, en espera ahora de la actividad del fin de semana, donde los dirigidos por Ricardo Valiño se meterán a la casa de los Monarcas Morelia en busca de más puntos que sirvan en su búsqueda de a permanencia.