Edgar González
15 de octubre de 2015 / 07:12 p.m.

Vencer a Chivas es de suma importancia para el Puebla, más por tratarse de un rival directo del descenso, que por el hecho de que es uno de los equipos grandes del futbol mexicano, así lo declaró el técnico de los Camoteros, Pablo Marini, que confía saldrá con el triunfo de territorio tapatío.

"Más allá de los resultados anteriores, nosotros sí tenemos la necesidad de ganarle a Chivas, es un rival directo en el tema de la porcentual, no hemos podido ganar contra los rivales que nosotros tenemos ese problema, Dios mediante creo que podemos sí conseguir este domingo un triunfo, el equipo está muy bien, sabemos que no tenemos ese margen, ese colchón que podíamos haber conseguido de haber ganado al Morelia, hoy lo queremos volver a recuperar".

En conferencia de prensa, Marini apuntó que este para ellos es un partido igual de exigente que el resto de los que al momento han enfrentado, pues no desean ejercer una presión extra a la ya existente, a sabiendas de que un buen resultado podría aclararles también el panorama rumbo a una posible clasificación a liguilla.

"La misma presión que se convive fecha con fecha, que estamos acostumbrados, que queremos obviamente conseguir esos tres puntos, no solamente para ya encaminarnos para liguilla, sino también fundamentalmente, marcar una mayor diferencia de puntos en el tema de la porcentual".

Resaltó que sin importar los jugadores que salten al campo en el once titular, el equipo saldrá con la misma misiva que en sus cotejos anteriores, a fin de volver a casa con una cosecha a favor, en espera de un duelo reñido en todos sentidos, en el que deberán realizar una propuesta inteligente.

"Tratando de ir a buscar el juego, tratar de ganarlo, sabiendo que tenemos enfrente un rival muy duro, que viene en constante crecimiento y que también Chivas se va a enfrentar a un rival muy duro como lo es Puebla".

Con relación a los jugadores lesionados, el estratega sudamericano informó que Christian Bermúdez se encuentra ya en plenitud, caso similar al de Matías Alustiza, que inició con trabajos de futbol, no así Patricio Araujo, que si bien será convocado, podría no participar a fin de no arriesgarlo a una dolencia mayor.