Edgar González
23 de junio de 2015 / 07:42 p.m.

A doble sesión continúa la pretemporada del Puebla de La Franja en Avándaro, Estado de México, donde con las incorporaciones del arquero argentino Cristian Campestrini y del zaguero uruguayo Ramón Arias, el equipo se reporta completo y con buen ánimo para completar la etapa física que antecederá a los juegos de corte amistoso.

Entre los que se alistan para pronto ser considerado dentro del cuadro titular, se encuentra el defensa, Adrián Cortés, que tras un semestre para el olvido con los Tiburones Rojos del Veracruz, se dijo listo para volver a la acción con los Camoteros, por lo que sabe deberá trabajar intensamente.

"Es un reto más en mi carrera, vengo de un semestre difícil en Veracruz en lo personal, entonces es un reto nuevo que lo tomo con la mayor seriedad y el mayor compromiso. Mi meta es venir a jugar, venir a sumar todos los minutos posibles, aportar mi granito de arena para la causa que es Puebla, que tenemos como principal objetivo el no descenso, tenemos muchas otras cosas, pero partimos de ahí".

Tras varios días en el campamento blanquiazul, donde ya se entrena a la par del resto, Cortés reiteró que él no tiene más que un serio compromiso con la organización que le abre las puertas, consciente de que la lucha por un sitio en el once inicial no será sencillo, pero que tratará de aprovechar todas y cada una de las oportunidades que se le brinden.

"Entrega total, partido a partido, todos los entrenamientos, que se vea reflejado los días de partido en la cancha. Trabajo, mucha entrega, el esfuerzo, el sacrificio para entregar los resultados que se requieren. Considero que tengo buena marca, cuando puedo me agrego al frente, tirar algunos centros para apoyar a la ofensiva del equipo".

Destacó que si bien el torneo anterior vivió una situación similar a la del Puebla, no fue tan apremiante como al final resultó para La Franja, de ahí que no desea pasar apuro alguno con su nueva camiseta, por lo que será fundamental obtener buenos resultados desde el comienzo, a sabiendas que el calendario será muy complicado en todos sentidos.

"Fue un semestre, por lo que vimos de fuera, bastante sufrido, que gracias a Dios se conservó la categoría, hubo mucho esfuerzo, mucho sacrificio, nosotros venimos a sumar para fortalecer todos y cada uno de los aspectos que tengamos por mejorar", indicó.