Edgar González
9 de septiembre de 2015 / 12:59 a.m.

Metidos de lleno en la preparación del choque que este fin de semana los espera en contra del Santos Laguna, el Puebla de La Franja confía en extender su racha positiva en casa, a sabiendas de que el rival es sin duda un cuadro de respeto a pesar de sus malos resultados por el simple hecho de ser el campeón, tal como lo apuntó el guardavallas argentino, Cristian Campestrini.

"Es un equipo difícil, que tiene gente rápida, que obviamente no está pasando un momento como terminó el campeonato pasado, que terminó muy bien, pero no hay que menospreciar a ningún rival porque por algo es el último campeón del futbol mexicano, tiene figuras, entonces tenemos que tratar de estar concentrados, de dar el 101 por ciento porque sabemos que es un partido muy complicado y nosotros somos un equipo que necesitamos los puntos, tenemos que tratar de sacar el partido adelante y nos vendría bien sacar los tres puntos que para nosotros nos sirven mucho, es lo que estamos pensando, en la zona de abajo".

Justo al finalizar el ensayo del día, el cancerbero sudamericano fue claro al señalar que hoy en día lo único que importa al cuadro es lograr los triunfos que ayuden a pronto olvidarse de la quema porcentual, razón por la que deberán salir con todo ante los de La Comarca, que llegará con otra idea tras el arribo del técnico español Paco Ayestarán.

"Mientras el Puebla gane diez a nueve acá a mí en lo personal no me cambia mucho, acá lo principal es el equipo, el plantel, obviamente tenemos que tratar de hacer un juego concentrado, que no hay que regalar porque es un equipo duro, que tiene un técnico que le hace jugar bien al futbol y va a ser un rival muy complicado, ojalá que estemos a la altura de las circunstancias y saquemos el resultado".

Asimismo, Campestrini resaltó que el descanso que se le brindó al grupo, sirvió de sobra para renovar fuerzas en todos sentidos, por lo que ahora que se retomaron las labores no se pueden bajar los brazos ni un solo instante, conscientes de la importancia que implica el partido del fin de semana en la cancha de Ciudad Universitaria.