NOTIMEX
26 de febrero de 2017 / 02:59 p.m.

Puebla ofreció su mejor partido bajo el mando del paraguayo José Saturnino Cardozo, quien regresó al “infierno” para pegarle 3-1 a su ex equipo el Toluca, que perdió el liderato del Torneo Clausura 2017 de la Liga MX, en juego de la fecha ocho.

Los goles de la victoria fueron obra del uruguayo Pablo Míguez, al minuto 23, Jerónimo Amione, al 41, y de Francisco Torres, al 80. El argentino Pablo Barrientos por la vía del penal descontó, al 74.

Con este resultado el cuadro “Camotero” llegó a nueve unidades y a 111 en la Tabla de Porcentajes para superar ya a Cruz Azul; los mexiquenses se quedaron con 16 puntos y perdieron el liderato.

Esta cancha fue donde mejor se sintió como futbolista el paraguayo José Saturnino Cardozo y fue el lugar donde Puebla ofreció su mejor desempeño desde que tomó el mando, lo que le permitió salir con un triunfo contundente sobre el que en ese momento era el líder de la competencia.

La altura no generó ningún temor en el estratega del cuadro visitante que apostó por la velocidad del argentino Pedro Alexis Canelo y de Jerónimo Amione, quienes tomaron las bandas como las principales vías de acceso para hacerle daño a su rival.

De hecho, en una de esas escapadas se generó el primer gol en el cobro de una falta por derecha a segundo poste donde Edgar Dueñas recentró al área chica donde Alfredo Talavera alanzó a rechazar, pero el balón le quedó al uruguayo Pablo Míguez que con otro testarazo lo envió al fondo de las redes, al minuto 23.

Con más esfuerzos individuales el cuadro de los “Diablos Rojos” buscó el empate, pero enfrente se topó con un muro llamado Cristian Campestrini, quien sacó dos cabezazos del colombiano Fernando Uribe, acciones determinantes, ya que a cuatro minutos del final los de la “Angelopolis” aumentaron la ventaja.

Todo se gestó en un veloz contragolpe a velocidad por izquierda en el que Canelo dentro del área definió con tiro cruzado que Talavera alcanzó a tocar, pero el rechace le quedó a Amione que solo tuvo que empujarlo al fondo de las redes para irse así al descanso.

El técnico argentino Hernán Cristante necesitaba un cambio radical y lo buscó con los ingresos del argentino Enrique Triverio y de Antonio Naelson “Sinha”, quienes no marcaron ninguna diferencia, de hecho Puebla tuvo el juego controlado hasta que de manera fortuita los “escarlatas” lograron acortar distancias.

Pablo Barrientos fue derribado dentro del área por Edgar Dueñas, falta que fue decretada como penal y que el propio “Pitu” ejecutó de manera correcta, al minuto 75. Cuatro minutos después Triverio tuvo el empate, pero de manera increíble envió su disparo por encima cuando Campestrini ya estaba vencido.

Esta falla fue determinante, ya que solo un minuto después Puebla finiquitó las acciones en una gran jugada de Canelo, quien con un “túnel” se quitó al chileno Osvaldo González para entrar al área y ceder a Francisco Torres que solo tuvo que empujar el esférico al fondo de las redes para sumar tres puntos vitales en la lucha por evitar el descenso.

El arbitraje estuvo a cargo de Oscar Macías, quien tuvo una labor aceptable. Amonestó al paraguayo Paulo da Silva (28), a los argentinos Rubens Sambueza (29) y Pablo Barrientos (63), y a Efraín Velarde (34) por los de casa. Edgar Dueñas (29), los argentinos Claudio Pérez (58) y Cristian Campestrini (68) vieron cartón preventivo por la visita.