Edgar González
13 de septiembre de 2015 / 07:36 p.m.

Un error a la defensiva en el complemento, fue suficiente para que el Puebla de La Franja perdiera su racha invicta en casa, al caer por la mínima diferencia de 1 gol por 0 a manos del Santos Laguna, que al mando de Francisco Ayestarán, volvió a la senda de la victoria al jugarse la Jornada 8 del Apertura 2015 en la Liga MX.

Aduana que tuvo lugar la tarde de domingo en la grama del Universitario BUAP, donde en la primera mitad los Camoteros cedieron la iniciativa total al cuadro visitante, que apenas transcurridos 6 minutos en el reloj, tocó la puerta por conducto de Jorge Tavares, que sacó disparo cruzado que coqueteó con el marco.

Pese a prescindir de los servicios de César Ibáñez por lesión, el ajuste en el esquema no afectó en lo más mínimo a los de La Comarca, que al 20, intentaron de nueva cuenta con un disparo a las manos de Campestrini por parte de Diego González, que puso la muestra a sus compañeros que insistieron a lo largo de la primera mitad.

Quien cerca estuvo de inaugurar el tanteador, fue el “Chuletita” Javier Orozco, que al 27, controló el balón con el pecho, se tiró la media tijera que justo cayó a la posición del guardavallas, que así mantuvo parcialmente el 0 por 0 en la parte inicial, que culminó con la salida por lesión de Robert Herrera para el ingreso de Mario De Luna.

Fue hasta el complemento cuando Puebla intentó reaccionar con disparo lejano de Francisco Torres, que auxiliado por las condiciones del terreno, propiciadas por la lluvia que azotó en esos instantes la zona, quiso poner en predicamentos al contrario, que no se espantó y por el contrario encontró la llave para abrir el cerrojo blanquiazul.

Justo al llegar el 52 en el cronómetro oficial, Tavares hizo gala de su velocidad para escapar por la pradera de la derecha, desde donde se internó al área para sacar disparo potente, mismo que fue detenido al fondo por Campestrini, sin embargo en el rebote y en su afán de despejar, Mario De Luna la puso en su propio marco para el 0-1.

A partir de dicho instante, Puebla prácticamente dejó de existir en el campo, pues a pesar de un disparo de Matías Alustiza al 58, nada logró cambiar la historia, y por el contrario, los poblanos terminaron padeciendo los embates del Santos, que quiso incrementar su cuota aunque sin éxito alguno.

La más clara, fue la que al 71 dejó ir el recién ingresado, Carlos Orrantía, que en descolgada, quedó de frente a la portería contraria, sin embargo su definición dejó mucho qué desear, cerrando por anticipado las acciones, ya que La Franja no fue capaz de preocupar al enemigo para sentenciar el 1 por 0 final para la Laguna.

Así, el Puebla se queda con doce puntos, mientras que el Santos llegó a siete unidades.