edgar gonzález
27 de abril de 2015 / 07:36 p.m.

Pese a que su situación porcentual es más apremiante que nunca, el Puebla y su afición no pierden la fe y la esperanza de lograr la salvación al término de la presente campaña, pues mientras el equipo retomó las labores en el Deportivo La Noria con miras a su próximo encuentro, último en casa, ante los Panzas Verdes del León, centenares de seguidores de La Franja se apostaron desde temprana hora en las inmediaciones del estadio Cuauhtémoc para recibir sus boletos gratuitos.

Ante ello, el delantero blanquiazul, el México-Norteamericano, Hérculez Gómez, sentenció que la respuesta de la gente al llamado del club, no es más que un mensaje de que quieren luchar hasta lo último con y por el equipo, por lo que hoy más que nunca se debe conservar la fe para así lograr el cometido.

"(Me dice) Mucho, que aún creen en nosotros, que aún quieren pelear, mientras aún haya esa oportunidad de pelear, tenemos esa oportunidad de permanecer que es lo que queremos todos. Creo que es difícil, pero no perdemos la fe, mientras que mantengamos la fe y podamos aplicar esa fe con trabajo, aún tenemos esperanzas, es difícil depender de otro, pero es lo que es en este momento".

En ese sentido, destacó que con estadio lleno, el equipo deberá sacar provecho de su localía e imponer condiciones sobre los felinos, en espera de que Leones Negros no sume para dar un paso en firme rumbo a la salvación, consciente de que el panorama no es halagador, pues no dependen al 100 por ciento de ellos mismos.

"Tenemos que seguir buscando soluciones, porque faltan dos juegos, esto no se termina hasta el último minuto, ojala podamos sacar la ventaja y provecho de nuestra gente aquí, darle una alegría a ellos (afición), por ahí que no sume Leones, que nos deje la prioridad de tener el destino en nuestras propias manos, pero está complicado, es una situación bastante complicada".

Recalcó que él es uno de los que más lucha por dejar al equipo en la máxima categoría, en agradecimiento a todo lo que el club le ha representado en su vida como jugador profesional, razón por la que entiende de sobra el sentir de los fanáticos, por lo que no escatimará en esfuerzo por devolverles parte de lo que ellos han dado a la organización.

"Voy a ser muy honesto con ustedes, si el equipo se va, hay muchos que regresamos a nuestros equipos, pero sí me va a doler mucho, yo no quiero ver al Puebla en esa situación, me abrió las puertas en México, me cambió la vida por siempre, agradecido, México me ha cambiado la vida totalmente y va a doler, si uno tiene que regresar a su club, a otro club, no es como que me quede aquí y sufro como sufre la afición, pero sí los entiendo, es lo que no quiero ver, yo estoy muy consciente de lo que me estoy jugando", sentenció.