CORTESÍA LA AFICIÓN
8 de abril de 2016 / 02:41 p.m.

Pumas y León cambiaron de hora el juego que tendrán el domingo en la Jornada 13 de la Liga MX. Se disputará a las 18:00 horas y no a las 12:00 del mediodía como estaba en el calendario.

El motivo de la modificación es la contingencia ambiental por la que atraviesa la Ciudad de México. Pumas solicitó el cambio ayer por la noche y León aceptó de forma inmediata.

La única complicación que tendrá el movimiento es en la logística del cuadro verdiblanco, que regresaría a su ciudad tras el partido vía terrestre.

Pablo Sánchez, preparador físico del León, dijo qué es lo beneficioso de haber hecho la modificación.

"No es el partido, lo que conviene es que sea más tarde porque la concentración de ozono generalmente se ejerce entre las 12:00 del mediodía o poco antes hasta las 5:00 o 6:00 de las tarde; está estudiado y considerado que después de esa hora disminuye muchísimo, es la concentración.

"Es nocivo, hay que tenerlo en cuenta, no sólo para el deportista sino también para la gente que acude a un evento público, que si bien no está ejerciendo un intercambio gaseoso muy acelerado sí está respirando eso que a la larga le puede perjudicar", comentó.

Sánchez también señaló que jugar futbol o hacer cualquier actividad deportiva con el alto nivel de contaminación en el aire reduce el rendimiento del deportista.

"Las partículas no dejan ejercer con normalidad la respiración del jugador, puede bajar el rendimiento (del futbolista), a unos les puede afectar más que a otros según su metabolismo", indicó.

El preparador señaló que no tomarán ninguna precaución para el juego, pero espera que se reduzca de forma considerable la contaminación.

"No va a haber ninguna precaución, esperamos que el día esté bien y no tengamos problema; nosotros lo controlamos individualmente, hablando jugador por jugador y tratando de apoyar también desde el punto de vista psicológico, dándoles tranquilidad de que no va a pasar nada al final del partido".

Jugar con el aire contaminado le pasó al León en la jornada 11 contra América. Sánchez reportó que "algunos manifestaron ardor en la garganta, agitación muy acelerada al principio del partido, pero como fueron pasando los minutos se fueron tranquilizando", finalizó.