NOTIMEX
23 de febrero de 2016 / 09:25 p.m.

La escuadra mexicana del Querétaro sufrió mucho, pero al final logró salir con el triunfo 2-0 sobre el DC United de Estados Unidos, en la ida de cuartos de final de la Liga de Campeones de la Concacaf, que se disputó en el estadio La Corregidora.

El colombiano Yerson Candelo abrió el camino de la victoria al minuto 70, mientras que el paraguayo Edgar Benítez cerró la cuenta, al 83.

La vuelta de esta serie se llevará a cabo el martes 1 de marzo en el estadio Robert F. Kennedy, donde para amarrar su pase, el conjunto queretano requiere del empate o un triunfo, inclusive perder 1-0, o hasta por tres, siempre y cuando ellos anoten uno.

El conjunto mexicano sabía que era determinante conseguir un triunfo por una importante diferencia en el marcador, y aunque la idea era clara, el desempeño dentro de la cancha no lo fue, ya que mantuvo ese nivel errático que ha mostrado a lo largo de la competencia local.

Mientras que los estadunidenses sabían que un empate y no recibir gol era una victoria, por ello, decidieron cederle toda la iniciativa al rival y apostar por el contragolpe.

Pese a ello, tuvieron la más importante del primer tiempo, en un tiro de esquina que Steven Birnbaum alcanzó a rematar y de manera por demás milagrosa el portero Tiago Volpi le metió la mano para enviar a tiro de esquina.

Mientras que del lado local, al argentino Emanuel Villa se le presentó la oportunidad de abrir el marcador, pero su remate se fue por encima cuando tenía para más.

La tónica del complemento fue la misma, con más peligro en la meta de Gallos Blancos, pese a las escasas llegadas del equipo de Washingtonque convirtieron en figura a Volpi.

Luego de una doble atajada del guardameta sudamericano a remates de Birnbaum, los queretanos que no habían encontrado la claridad, lograron irse al frente en un “zapatazo” impresionante del colombiano Yerson Candelo que se coló en el ángulo superior izquierdo, al minuto 70.

Y a siete del final, un gran pase filtrado de Antonio Naelson “Sinha” le permitió al paraguayo Edgar Benítez fusilar a Andrew Dykstra para aumentar y amarrar un resultado que le da un “colchón” importante para el segundo capítulo de la historia.

El arbitraje estuvo a cargo del hondureño Héctor Rodríguez, quien tuvo una labor aceptable. Solo amonestó a Marcelo Sarvas (73) por la visita.

Alineaciones: