11 de febrero de 2015 / 12:57 p.m.

Nueva York.- Los devotos lectores de "Cincuenta sombras de Grey", en su mayoría mujeres, deben saber esto: Ya odien o amen la adaptación del libro, la escritora E.L. James luchó por ustedes.

"Pensaba en los lectores", dijo James sobre el a veces difícil proceso de adaptar su ardiente libro a la pantalla, un viaje que según reportes provocó diferencias creativas, por decirlo de forma amable, con el director Sam Taylor-Johnson. La película se estrena a finales de esta semana en Estados Unidos, México, Argentina, Colombia, Chile y España protagonizada por Dakota Johnson y Jamie Dornan.

"Entiendo lo que es ser una admiradora", dijo. "Tenía que pelear mucho y muy duro. Y lo hice".

Como productora de la película y autora de la trilogía, James tuvo una cantidad inusual de influencia creativa.

James, de 51 años, que comenzó a escribir su historia erótica por diversión y terminó generando un fenómeno mundial, se sentó durante el fin de semana para charlar sobre la nueva película y los admiradores cuya devoción han provocado tal éxito comercial.

¿Qué fue lo más complicado de adaptar tu libro?

JAMES: Mi mayor preocupación era asegurarme de que el sexo tuviera clase y buen gusto. En los libros está escrito con mucha coquetería. A las mujeres no nos gusta el lenguaje soez, así que eso era muy importante para mí, que se mantuviera con ese buen gusto.

Al hacer la película ¿pensabas en tus lectores o sobre el nuevo público que quizá no conoce el libro?

JAMES: Pensé en las lectoras. ¡Hay suficientes!, dijo riendo. Es decir, ojalá atraigamos a otras personas también, por supuesto; hay gente que no lee en absoluto. Pero mis lectores son las personas que siempre he tenido en mi mente. Comprendo su decepción cuando se olvidan escenas cruciales, o faltan, así que yo fui su defensora.

¿Tuvo que pelear duro por algo?

JAMES: Oh, tuve que pelear realmente duro por muchas cosas; y lo hice (risas).

¿Cómo qué?

JAMES: Bueno, la Habitación Roja (del Dolor), por ejemplo, no era roja al principio. Pero es en cosas como ésta, dentro de cualquier proceso creativo, cuando uno es el autor de todo un universo, lo esparce (...) no siempre estará alineado con la forma como uno lo vio. Pero sobre todo, esperaba que tengamos algo con lo que estén contentos los seguidores.

 ¿Cuál es el perfil de tus seguidores?

JAMES: Son mujeres; eso es así. De todas las edades, desde demasiado jóvenes a las que tienen más de 90 años.

¿Significa eso que los hombres no son realmente el público indicado?

JAMES: Bueno, he tenido algunos correos encantadores de hombres. Como uno diciendo: "Gracias por recordarme lo que es enamorarse".

Cuando inició la filmación, usted dijo que estaba aterrada.

JAMES: ¡Sí! Viniendo del mundo de los seguidores, sé lo que es cuando ciertas cosas decepcionan, y yo sencillamente no quería hacer eso. Lo que puedo decir es que al final lo conseguimos.

¿Fue un proceso difícil para los actores?

JAMES: Pienso que fue muy difícil. Pero todo el asunto realmente íntimo ocurrió al final de la filmación, lo que significa que Jamie y Dakota llegaron a conocerse, y estuvieron mucho más cómodos uno con el otro; eso ayudó.

Ésta no es la primera película que tiene escenas sexuales íntimas.

JAMES: ¡Absolutamente! Pero ustedes chicos, la prensa, para ustedes todo es sobre el sexo. El hecho es que se trata de una historia de amor, y las mujeres responden a la historia de amor. El hecho de que haya un poco de sexo perverso ahí es como un bono agregado. Sólo que se ha vuelto sensacionalista, porque es como... Oh Dios, a las mujeres les gusta el sexo. ¡Sí, nos gusta, muchísimas gracias por preguntar!

FOTO Y TEXTO: AP