24 de febrero de 2015 / 11:14 p.m.

México.- En la cinta "A la mala" Aislinn Derbez da vida a María Laura, una actriz apodada "Mala" que ante las pocas oportunidades laborales opta por ser contratada por mujeres que desean descubrir si sus parejas son infieles.

Todo va bien con su trabajo hasta que le piden enamorar a un joven empresario, encarnado por Ochmann, para rechazarlo y lastimarlo, pero sin buscarlo se termina enamorando de él.

Como si se tratara de su propia película, Derbez y Ochmann se han convertido en la pareja mexicana del momento. Para Ochman todo fue como una comedia romántica: quedó flechado desde la primera vez que trabajó con su ahora novia.

"La química actoral existió desde un principio. Eso lo agradecí muchísimo porque a veces aparece y a veces no está y la tienes que fabricar, en este caso se dio", dijo Ochmann la noche del lunes a The Associated Press durante una entrevista para promocionar el filme que se estrena simultáneamente en México y Estados Unidos el viernes.

En el filme, ambos incluso tuvieron escenas desnudos y en la habitación del hotel donde atendían a los medios, la química era evidente. Ochmann observaba a Derbez embelesado mientras ella le respondía con algunas miradas o sosteniendo su mano.

La también modelo reconoció que los paralelismos entre sus personajes y lo que vivieron en el plató ayudó a dar mayor credibilidad a la trama de la cinta dirigida por Pitipol Ibarra. Sin embargo, subrayó que fue cuidadosa durante el rodaje.

"Durante la peli lo más interesante es que no había nada, ningún tipo de relación, no nos habíamos dicho nada, creo que no estábamos ni conscientes de que se podía dar algo", dijo la actriz. "Fue muy extraño, nunca permitimos que fuera algo más personal que lo profesional. Hasta el último día (de rodaje) fue que se animó a preguntarme. Estamos orgullosos de que lo que se ve en pantalla, fue el trabajo actoral y había esa química que no se puede evitar", agregó la estrella.

En un principio el galán de telenovelas veía lejano cualquier acercamiento más allá del plano profesional con Derbez, a quien concebía como una "celebrity" que "está en otro mundo".

"De repente fui descubriendo una mujer tremendamente sensible con una capacidad de crecer a nivel interno y empecé a platicar con ella hacia el final y me empezó a atraer muchísimo", contó el actor. "Su belleza interior me dejó medio tocado ... al final la invité a salir, le pedí que nos siguiéramos conociendo, ella aceptó y aquí estamos", agregó Ochmann mientras intercambiaba sonrisas y miradas con la hija de Eugenio Derbez.

TEXTO Y FOTO: AP