31 de enero de 2015 / 02:15 a.m.

Monterrey.- Después de una hora de retraso, entre chiflidos de desesperación, gritos de alegría y también mentadas de madre, Luis Miguel volvió al Auditorio Nacional para ofrecer su primer concierto del año luciendo voz, elegancia y porte ante 10 mil personas, pero lo que más llamó la atención de los espectadores fue su aumento de peso y excesivo bronceado. 

En redes sociales cientos de usuarios hicieron burla del peso del cantante quien se presentó en el Auditorio Nacional. 

EL SHOW

Luis Mi, estuvo acompañado de una decena de músicos y dos guaruras de más de 1.90 cm de altura, el cantante recibió a su público con una radiante sonrisa al ver cada rincón del recinto atiborrado y comenzó su show con "¿Quién será?".

"¿Estamos románticos o qué?... Qué bueno", dijo Luis Miguel en una de sus escuetas intervenciones para después cantar con la ayuda de los presentes, y sobretodo de los enamorados, la composición de Armando Manzanero "Somos novios".

FOTO: Twitter

TELEDIARIO DIGITAL