DIEGO ARMANDO MEDINA | @DGOARMANDO
4 de marzo de 2017 / 06:05 p.m.

Rayados se sobrepuso a dos errores arbitrales que lo perjudicaron en la primera mitad, con su futbol y contundencia terminó vapuleando y matando a los Gallos Blancos 4-1 para dar un gran paso rumbo a la parte alta del clausura 2017.

Fue una noche redonda para el Monterrey que de la mano de Antonio Mohamed se está convirtiendo en una realidad después de ya nueve jornadas en el certamen al propinarle la primera derrota al Querétaro desde que son dirigidos por Jaime Lozano y llegar a 16 unidades.

Los Gallos llegaban con tres triunfos al hilo pero los goles de Edwin Cardona, Efrain Juárez, Jonatan Cristaldo y un autogol del capitán queretano le propinaron una pausa en su racha positiva del torneo.

Desde el comienzo los del Cerro de la Silla avisaron que llegaban filosos y finos al ataque pues se pusieron arriba en el marcador con el primer tiro a gol en el partido.

Monterrey pegó primero y muy rápido. Directo y sin escalas La Pandilla se puso arriba con un golazo de Edwin Cardona que prendió de volea un centro en tiro de esquina mandado por Pabon en una jugada trabajada en la semana que dio frutos al 4'.

Los del 'Turco' Mohamed iniciaron a tambor batiente y al 9' estuvieron a punto de marcar el segundo pero el disparo de Funes Mori se fue a la base del poste izquierdo de Tiago Volpi que solo vio como se salvaba su marco.

De ahí en adelante los visitantes comenzaron a tomar el control de la pelota pero sin mucha llegada. Al 22' los Gallos se acercaron por primera vez con tiro de Luis Miguel Noriega pero el Erico fue a las manos de Hugo González.

Al 40' comenzó la polémica. El árbitro marcó un dudoso penal en contra del Monterrey. Tiago Volpi cobró un tiro libre que pegó en la cabeza de Molina, después el esférico le topó en la mano claramente sin intención pero el colegiado dictó la pena máxima que al 42' anotó sin problemas Emanuel Villa.

Por si fuera poco la jugada que más perjudicó a Rayados apenas llegaría. Un minuto después del gol en contra los albiazules marcaron el segundo por conducto de Funes Mori de cabeza, sin embargo el cuerpo arbitral no lo concedió al argumentar que el arquero Tiago Volpi alcanzó a sacar el esférico, pero claramente había entrado y cruzado la línea de gol.

Todo el estadio incluyendo a los jugadores reclamaron airadamente pero la decisión estaba tomada y así se fueron al vestidor con el marcador igualado.

SEGUNDO TIEMPO Y GOLES
Para el segundo tiempo las cosas cambiaron. Monterrey se olvidó del árbitro y se concentró en ganar y lo logró.

Al 50' Funes Mori falló un mano mano y tres minutos después Dorlan Pabon también perdonó al Querétaro.

Justo cuando La Pandilla comenzaba a borrar a su rival de la cancha la expulsión al 60' de Jonathan Bornstein ayudó aún más. El estadounidense recibió segunda amarilla por una falta a Dorlan Pabon y dejó a su equipo con 10 hombres.

A partir de ahí Monterrey afinó y apareció en el marcador. Aunque no marcó gol Pabon siguió siendo fundamental y fue clave en el segundo gol rayado al centrar por derecha un esferico que al momento de querer ser despejado por Miguel Martínez se anidó en su propia puerta.

Monterrey siguió atacando y al 76' de sorpresa Efrain Juarez apareció para rematar un centro medido de Pabon y al 76' anotar el 3-1.

Ya para el final del encuentro y con la afición de La Pandilla festejando el triunfo, la cereza en el pastel lo puso el recién ingresado y debutante en Liga Jonatan Cristaldo que a pase de Gargano celebró en grande el cuarto del Monterrey y primero en su historia con los albiazules.