RAFAEL RIVERA
9 de agosto de 2015 / 08:40 a.m.


Como parte de la jornada 3 del Apertura 2015, el Querétaro se enfrentó a Dorados, en el estadio Banorte. En 90 minutos de acción, ambas escuadras empataron 1-1, aunque la polémica se desató al final del encuentro.

Por medio de su cuenta de Twitter, los emplumados denunciaron una irregularidad del estadio del cuadro sinaloense, la cual afectó su viaje de regreso a Querétaro. En redes sociales, los ‘Gallos Blancos’ dieron a conocer que el estadio Banorte no contaba con agua en el vestidor del cuadro visitante, lo cual evitó que los jugadores se pudieran duchar, afectando su agenda de viaje.

Ante esta situación, los pupilos de Víctor Manuel Vucetich no pudieron alcanzar su vuelo, obligando a la directiva a realizar gastos extra, motivando la denuncia. Esta es la segunda denuncia de esta clase en el Apertura 2015, después de que Chivas se quejará por la falta de aire acondicionado en los vestidores, durante su visita al Veracruz.