SUSANA MENDIETA
28 de junio de 2013 / 01:46 p.m.

Destaca Ericsson el interés de la población en contar con el servicio.

 

México• El comercio electrónico en América Latina es bajo, pues solo es utilizado por aproximadamente 28 por ciento de la población, donde México y Chile son los países que se encuentran a la cabeza.

En conferencia, Patrick Hedlund, director de M-Commerce de Ericsson, dio a conocer los resultados del estudio sobre el uso de este servicio en la región, en el que destaca el bajo uso pero el alto interés de contar con este servicio.

De acuerdo con los datos presentados por el Consumer Lab de la empresa, México y Chile son los países que lideran el comercio móvil con 31 por ciento de los usuarios de internet en cada país.

En el uso de banca móvil, Brasil, Chile y Colombia son los países que se encuentran a la cabeza, con 20 por ciento de los usuarios, seguidos de México, 18 por ciento, y Argentina con 12 por ciento.

En la llamada billetera móvil son Brasil y México los que se encuentran a la cabeza en la región, con 13 y 12 por ciento, respectivamente, mientras que en compras móviles México es el país que más transacciones realiza por esta vía, con 17 por ciento; seguido de Chile y Brasil, con 15 por ciento cada uno; Colombia y Argentina tienen 14 y 11 por ciento, respectivamente.

Hedlund comentó que la baja penetración de servicios bancarios que hay en estos países ofrece una oportunidad importante para las empresas que deseen ofrecer comercio móvil, pues 61 por ciento de los habitantes de la región no cuenta con ellos, y 48 por ciento de la mano de obra está empleada de manera informal.

El especialista afirmó que 74 por ciento de quienes no usan el comercio móvil en los diferentes países sí están interesados en empezar a usar al menos uno de los servicios en su equipo móvil.

Por ejemplo, 66 por ciento se interesó por la banca móvil, 42 por ciento en la billetera y 44 por ciento en las compras.

Entre los factores de impulso de comercio móvil que el Consumer Lab identificó se encuentra la seguridad, el no tener que hacer largas filas en los bancos, la movilidad, la independencia y el control que brinda.

Sin embargo, también hubo una serie de obstáculos que los interesados en ofrecer estos servicios deben vencer, los cuales son principalmente la falta de conocimiento del tema, las altas tarifas que tienen estos servicios, la seguridad deficiente que hay en los países latinoamericanos, el hecho de que las redes son poco confiables, la ausencia de transparencia y la inaccesibilidad.

“Los consumidores requieren de transparencia, trazabilidad y facilidad de uso para adoptar estas herramientas, además de servicios, confianza e implementación de reglamentaciones para proteger la necesidad del consumidor”, afirmó Hedlund.

Por su parte, José Luis Serrato, director general para México de Ericsson, comentó que el hecho de que se espere que haya 50 billones de dispositivos móviles conectados en el mundo para 2020 implica una ventaja para llevar comunicación a todos y con ello las transacciones económicas y la bancarización para millones de personas.