JOSÉ ELGUETA | @JMELGUETA
21 de noviembre de 2016 / 04:28 p.m.

Luis Miguel Salvador, presidente de Monterrey fue el encargado de cerrar el semestre de ‘La Pandilla’ con sus declaraciones y asumió que el no ingresar a la fiesta grande del fútbol mexicano es un verdadero fracaso, además afirmó que los únicos responsables son ellos, por lo que no se pueden dar excusas de lo sucedido.

El plantel cerró las filas en su último día de aparición en las instalaciones de entrenamiento en el Barrial, volverán hasta el 5 de diciembre, para el 10 del mismo mes partir a la pretemporada en Cancún. Todos los jugadores estuvieron presentes y se retiraron cabizbajos por no conseguir avanzar a liguilla.

“No, no calificamos porque nos faltó a nosotros hacer, porque de ocho partidos de local empatamos 5 y ganamos 3, entonces no tenemos que escudarnos ni buscar explicaciones en otros resultados, nosotros no deberíamos haber llegado a la última jornada buscando dos de cuatro resultados, este plantel no se diseñó para estar en esa situación.

“Que este club no clasifique es un fracaso, independientemente de que hayamos conseguido 25 puntos, que en torneos pasados con 23 o 24 puntos se clasificaba y hoy con 25 puntos no nos alcanzó, es un fracaso. Son 25 puntos y tuvimos cinco empates de local, fue responsabilidad nuestra", comentó. 

De los peores semestres es el que vivió ‘La Pandilla’, pues no se consiguió ingresar a la liguilla y fueron eliminados en la fase de grupos de la Liga de Campeones de la Concacaf. Salvador mencionó que no puede catalogarlo como el peor semestre en la historia del club.

“Siempre que no califiques va a ser un fracaso, este semestre fue muy fuerte por lo de la Concacaf y por este torneo, el futuro te va decir si con 25 puntos no califiques, a lo mejor nos tocó a nosotros así, pero es un gran llamado de atención de que ya ni con 25 te alcanza, ya no puedes regalar nada. Hoy tenemos que asumir esa responsabilidad y aguantar, porque estamos lógico en un momento en donde el juicio va a ser severo, ni modo hay que aguantarlo y asumir las consecuencias de lo que dejamos de hacer", cerró.