12 de diciembre de 2013 / 07:56 p.m.

WASHINGTON.- Mientras una parte del gobierno federal planea retirar las restricciones para hacer llamadas por teléfono desde las aeronaves, aparentemente otra agencia considera hacer su propia prohibición.

El presidente de la Comisión Federal de Comunicaciones Thomas Wheeler dijo a congresistas que su agencia no encuentra razones técnicas para prohibir las llamas en aviones, pero el jueves por la mañana el secretario del Transporte Anthony Foxx le dijo que esa dependencia lanzaría sus propias restricciones.

Wheeler dijo que su propuesta para acabar con la prohibición es "la medida responsable a seguir". Las llamadas desde aviones están prohibidas desde hace 22 años por temor a que interfieran con las redes celulares en tierra. Los avances tecnológicos han resuelto esas preocupaciones.

"Cuando el fundamento racional de esa regla no existe, la regla no debe existir", dijo Wheeler a los integrantes del subcomité de Comunicaciones y Tecnología de la Cámara de Representantes.

Wheeler dijo que ha llamado a los directivos de las aerolíneas más grandes para decirles que el gobierno no les pide que aprueben las llamadas. A fin de cuentas, la decisión recae en cada una de manera individual.

"Entiendo la consternación que puede causar la idea de que tu compañero de asiento causará molestias al hablar por teléfono en vuelo. No me gusta la idea de tener a alguien parloteando en el asiento de al lado", dijo Wheeler. "Pero no somos la Comisión Federal de Cortesía".

El Departamento de Transporte, que incluye a la Administración Federal de Aviación, no estaba inmediatamente disponible para los comentarios.

La propuesta de la FCC aparece semanas después de que la Administración Federal de Aviación levantó la prohibición para el uso de dispositivos electrónicos como iPads y Kindles cuando se vuela por debajo de 10.000 pies, debido a que no interfiere con los instrumentos de la cabina.

Una encuesta de The Associated Press-GfK divulgada el miércoles señala que el 48% de los estadounidenses se opone a que se permita el uso de celulares mientras el avión está en vuelo; sólo el 19% la apoya. Alrededor del 30% es neutral.

Delta Air Lines es la única empresa que ha dicho que no permitirá las llamadas porque años de comentarios de sus pasajeros revelan que la "abrumadora mayoría" se inclina por mantener la prohibición. American Airlines, United Airlines y JetBlue Airways tienen planeado analizar el asunto y escuchar las opiniones de pasajeros y tripulación.