EDUARDO TORRES | @EDUTORRESR
6 de noviembre de 2017 / 11:06 a.m.

Una temporada que parecía histórica para terminar invictos se ha visto manchada en el estado de Puebla: Rayados terminó sufriendo en el Cuauhtémoc y en la BUAP.

Durante la semana se informó que Mohamed utilizaría algunos jugadores de segunda línea para este encuentro, y que incluso varios de los estelares no harían el viaje y entrenaron el sábado en El Barrial y tal parece que el Turco encontró perfecto este partido para dosificar.

El insustituible

De Pabon, Funes Mori y Avilés Hurtado solo este último fue titular en este encuentro, por la simple razón de que es muy difícil sustituirlo. Cuando no estuvo Funes Mori se hizo una adaptación táctica para no depender de él, luego en otras líneas cuando no estaba Ortiz fue Cardozo quien tomó su lugar, al igual que Nicolás Sánchez con Basanta o Fuentes con Vangioni, pero sustituir la calidad de Avilés es casi imposible.

A los pocos minutos de iniciado el juego un 'blooper' provocó el 0-1 a favor Rayados y Avilés salió beneficiado como autor del gol, pero más allá de esa situación es importante que pese a no haber tenido un partido soñado, recorrió prácticamente toda la cancha en defensa y ataque para apoyar a los compañeros que lo estuvieron pasando mal.

Línea de 5

Mirar los partidos de Lobos BUAP y darse cuenta que tienen dos centros delanteros no es tan complicado, Julián Quiñones y Diego Jiménez cumplen esas funciones y claramente Rayados tenía que hacer algo.

Con todo y la dosificación, Mohamed encontró una buena línea de tres con Montes y Medina de stopper y Nicolás Sánchez de líbero, además de Molina tratando de realizar los apoyos debidos para liberar la zona en varias ocasiones.

Este planteamiento no necesariamente tiene que estar ligado a ser más defensivo, sino que se le puede dar la interpretación de recuperar en esa zona cuando Lobos estuviera adelantado y tratar de atacar las espaldas de Advíncula y Olvera para buscar el mano a mano con los centrales, que aunque no salió del todo bien parecía la idea correcta de parte de Mohamed.

Antes del Clásico

Monterrey tiene que enfrentar a Santos (partido pendiente) y al América (semifinal Copa Mx) donde también tendrán algunas bajas por jugadores que están convocados por su selección nacional; estos dos encuentros serán previos a enfrentar a Tigres en la fecha 17 del campeonato donde deberían ya tener a todos los jugadores disponibles.

Sin duda la razón más grande de que Rayados haya perdido este partido es la falta de calidad individual, que Mohamed asumió de antemano.




gw