MAYELA SANTOYO | @MAYESANTOYO
25 de mayo de 2016 / 09:50 a.m.

Walter Ayoví, pieza clave y capitán de la Selección de Ecuador, se mostró tranquilo y complacido que la Federación de su país y su técnico Gustavo Quinteros tuvieron la accesibilidad de darle una prórroga para poder jugar con Rayados la Final del futbol mexicano.

“Contento, muy complacido saber que en este momento iba a ser muy difícil la participación acá por la Selección, pero hable con el entrenador y gracias a Dios se pudo resolver ese tema, estoy tranquilo, esperemos poder siempre respaldar a los compañeros y hacer un buen trabajo esta semana”, indicó el mediocampista del Monterrey.

El jugador ecuatoriano resaltó que el equipo está mentalizado en buscar el título y que para él en lo personal sería una satisfacción enorme poder cerrar un regresó de historia con el Monterrey.

“Emocionadísimo por todo lo que el equipo consiguió en estos seis meses, creo que ha sido de muchísima aplicación, nos propusimos llegar a la Liguilla y lo conseguimos, después nos propusimos trabajar para pelear el título y estamos en esa, ya estamos en la final de esa y esperemos lograrlo.

“Contento de regresar acá y disputar una final, creo que lo más lindo que me podría pasar es ganarla y cerrarla de la mejor manera, ojalá que se pueda, pero a sabiendas que uno siempre confía en el trabajo que uno realiza en el día a día”, agregó Ayoví.

Finalmente el mediocampista de la Pandilla dijo que el rival Pachuca será de mucha dificultad, pero que más que fijarse en ellos es pensar en lo bueno que puede hacer Rayados.

“Tiene su potencial Pachuca, por algo está donde está, por algo es finalista, por algo fue segundo en el torneo, nosotros somos conscientes que tienen un potencial en cada una de las líneas, de mucha dinámica, jugadores muy motivados, un equipo de jugadores jóvenes.

“Creo que nosotros conocemos nuestras fortalezas, tenemos un conjunto que cuando mostramos la misma actitud que se mostró en varios partidos, el equipo totalmente puede hacer un buen trabajo”, sentenció.