DIEGO MEDINA | @dgoarmando
27 de febrero de 2017 / 11:02 a.m.

En Rayados no hay alarma a pesar de la derrota del viernes pasado ante los Xolos de Tijuana, misma que significó el final del invicto albiazul en el clausura 2017.

El mediocampista Jesús Molina aceptó que los fronterizos les pasaron por encima y es consciente que después del descalabro es momento de 'apretar tuercas' tomando como un 'jalón de orejas' el tropiezo ante los caninos.

"Tampoco es de alarmarse, creo que estamos en una etapa del torneo donde hay que corregir, seguir sumando para levantarnos de esta derrota y poder en casa sacar los puntos que no pudimos conseguir de visita.

"Lógicamente siempre que hay una derrota se tienen que apretar tuercas, siempre hay cosas por mejorar, detalles que hay que seguir puliendo. Creo que este partido te da ese parón para decir que en algo está fallando, en algo tienes que trabajar para poder revertir este mal resultado", dijo.

¿Cómo toman la derrota en Tijuana?

"Es un jalón de orejas de que tenemos que seguir trabajando, de que hay muchas cosas por mejorar pero el equipo está mentalizado en ganar, esa es la palabra que nosotros manejamos acostumbrarnos a hacer del triunfo un habito.

"Desgraciadamente el sábado pasado (sic) nos gana un equipo que nos superó en todos los sentidos, hay que reconocer cuando nos superan".

A GANAR EN COPA

En el Monterrey buscarán afanosamente el triunfo en Copa este martes al recibir a los Bravos de Juárez pies buscan quedar lo mejor ubicados posibles previo a los octavos de final del certamen.

"El fútbol te da esas revanchas mañana (martes) es la primera, tenemos que ganar para quedar en primer lugar en la Copa y poder cerrar en casa toda la fase final y posteriormente enfrentar a un Querétaro que creo yo está en su mejor momento", señaló, Jesús Molina.