DIEGO MEDINA | @DGOARMANDO
12 de mayo de 2017 / 05:27 p.m.

La esperanza es lo ultimo que muere y así lo demostraron los aficionados del Monterrey que este viernes, a un día de la vuelta ante Tigres, acudieron en gran número al Barrial para brindarles apoyo total.

Desde antes de las 09:00 cientos de Rayados acudieron al centro de entrenamiento de La Pandilla a la espera de los jugadores que llegaron juntos en el autobús oficial del club a las 10:30 y fueron recibidos entre cantos.

Miembros de la Adicción y familias cantaron sus temas tradicionales con la firme esperanza de poder revertir el marcador y este sábado remontar el 4-1 en contra con el que llegan después del duelo de ida.

"Le vamos a dar la vuelta, juntos nosotros en la tribuna y ellos allá abajo (en la cancha), vamos a volver a eliminar a Tigres, de mi te acuerdas", dijo un aficionado visiblemente confiado en Monterrey.

Los aficionados que esperaron hasta el final del entrenamiento que fue a puerta cerrada recibieron su premio.

A la gente se le permitió la entrada a las gradas de la cancha uno en donde casi todo el plantel se pasó directo del entrenamiento que fue en la cancha 3 con su afición a la que le agradeció con aplausos.

Los futbolistas caminaron hasta la grada y agradecieron el apoyo con aplausos y levantando las manos mientras se escuchaba e el 'oh vamos Monterrey, Monterrey, Monterrey, vamos Monterrey".

Los únicos integrantes del equipo que no se acercaron fueron Edwin Cardona, Rogelio Funes Mori, Carlos Sánchez y Alexander Domínguez.

Los jugadores se retiraron a bañar y después se fueron de nuevo juntos y concentrados directo al hotel donde descansarán la noche del viernes previo al clásico 112.