DIEGO MEDINA | @DGOARMANDO
4 de enero de 2016 / 11:26 a.m.

Juan de Dios Ibarra reconoció que los resultados del Monterrey en la pretemporada no fueron los que deseaban, pero aclaró que eso no “dice nada” previo al arranque del Clausura 2016.

El guardameta albiazul recordó que lo importante comenzará el próximo sábado cuando ‘La Pandilla’ arranque el torneo al recibir al subcampeón Pumas de la UNAM.

"Son partidos muy circunstanciales, partidos donde se juegan muchos tiempos, muchos cambios, muchas alineaciones y no dicen nada. Lo ideal es haber sido contundentes, haber ganado, no se dio, pero estamos tranquilos. Sabemos lo que tenemos por delante y esa es nuestra motivación.

"Tengo quince años en la ciudad, es normal que pase esto, que la gente tenga cierta incertidumbre del equipo, de los resultados y me queda decirle a la gente que el sábado es la hora buena, el juego que esperamos todos, no hay vuelta atrás, Pumas es un rival difícil, de prestigio y sabemos que en casa debemos de ganar y demostrarle a la gente que este equipo está para pelear grandes cosas", dijo.

¿Preocupan los ocho goles en contra en tres partidos de pretemporada?

"Hay cosas que hay que mejorar sin duda. Si hubiéramos ganado todos los partidos y no nos anotan gol, no hubiera pasado nada. Hay cosas que hay que trabajar día con día, cosas que se dejaron en manifiesto en los partidos amistosos, eso es claro, pero estamos por buen camino. El equipo está trabajando bien, haciendo bien las cosas, hay muchas rescatables que a lo mejor no se ven por los resultados que tuvimos".

Listo para resguardar el marco rayado

Ante la reciente operación en el hombro de Jonathan Orozco, el portero titular del Monterrey para la Jornada 1 ante Pumas será Juan de Dios Ibarra y ante esto el 'Salmo 23' dice sentirse preparado.

"Me siento muy bien, me siento motivado. Sé que es una gran responsabilidad, sé que también es una gran oportunidad para mí y la tengo que aprovechar, disfrutarla, hacer las cosas bien y seguir trabajando, pulir algunas cosas y esperemos para el sábado estar al cien por ciento.

"Lo que pueden esperar de mi es mi entrega total al equipo, a la institución, a esta camisa que me ha dado veinte años de mi vida y a la que le debo todo, no me queda más que entregarme y dejarlo todo en la cancha", aseguró.