JOSÉ LUIS GARZA | @jlgarza1
25 de abril de 2016 / 05:14 p.m.

Luego de que Jesús Arellano se ganara el cariño y respeto de los seguidores albiazules como uno de los máximos ídolos de la institución, hoy su hijo Ian Arellano está comenzando también su historia en la Sub 20 y la hinchada ya lo identifica y le pide autógrafos.

Con el mismo carisma e incluso una rúbrica igual a la de su padre, el canterano atendió a varios aficionados que lo reconocieron en el auto de Cándido Ramírez y luego de pedirle el autógrafo al seleccionado nacional se dirigieron al hijo de la leyenda para que también les diera su firma.

Cabe mencionar que Ian, quien venía de participar en el partido amistoso que la Sub 20 sostuvo contra los Bravos de Juárez, mencionó que no es la primera vez que reparte autógrafos.

"Lo que sí es que no sé, estoy poniendo la de mi papá porque toda la vida viendo esta firma, pues cuál otra, ¿verdad?", confesó el juvenil en charla informal.

Al ver la fila que formó Arellano, sus compañeros de equipo comenzaron a vitorearlo desde el autobús que los trasladaba con gritos de "Cabrito, Cabrito", a lo que el novato sólo correspondió con una sonrisa.

Montes con molestias

Durante el encuentro contra Querétaro el central César Montes se mostró rengueando a causa de alguna molestia, la cual no le impidió terminar el juego.

Este lunes en el inicio de semana el canterano regiomontano se bajó de su auto para atender a los hinchas albiazules que le solicitaron el autógrafo, dejando ver una banda de las que se utilizan para combatir algún dolor muscular a la altura de la rodilla derecha, sin embargo el futbolista aseguró que no era grave.

En cuanto a la situación de Walter Gargano, el uruguayo salió acompañando a Neri Cardozo, pero aún no hay un reporte médico que determine su situación.